Brasilia, Xinhua. El gobierno de Brasil anunció este martes el cierre de la disputa con los Estados Unidos con relación a las exportaciones brasileñas de jugo de naranja a ese país, con la comunicación hecha por Brasilia a la Organización Mundial de Comercio (OMC) sobre el fin de la controversia.

Brasil cuestionaba la práctica conocida como "ceramiento" (zeroing) por el Departamento de Comercio estadounidense, que aplicaba una tasa de hasta 60% al jugo de naranja brasileño acusándolo de dumping, es decir, de ser vendido abajo del precio justo.

Con esa acusación, las autoridades comerciales norteamericanas pasaron a sustituir el cálculo de dumping por la sobretasa.

De acuerdo con las autoridades brasileñas, los Estados Unidos utilizaban el mecanismo para inflar artificialmente los precios mínimos sobre los que se aplicaban tarifas extraordinarias, con el fin de evitar la competencia de otros países, específicamente en el caso del jugo de naranja.

La tarifa, que inicialmente era provisoria, pasó a ser definitiva en 2006, afectando las ventas de los exportadores del país sudamericano.

En 2009, el gobierno brasileño presentó un recurso ante la OMC, que a comienzos de 2011 acogió las principales tesis presentadas por el país en el contencioso.

En febrero del año pasado, Estados Unidos decidió espontáneamente modificar su legislación y suspender la metodología de cálculo, lo que fue acatado en todos los estados en abril.

A partir de entonces, nuevas negociaciones fueron trabadas, con una especie de estado de vigilancia para comprobar que la suspensión del zeroing había sido adoptada efectivamente en todo el territorio de EEUU.

La constatación de que el compromiso había sido cumplido motivó el fin del contencioso en la OMC.

El país sudamericano es el mayor exportador mundial de jugo de naranja, con una facturación anual de unos US$2.000 millones y los Estados Unidos es uno de sus mayores clientes, comprando 13% de las exportaciones brasileñas.