Nueva York. La confianza de los constructores de viviendas de Estados Unidos se mantuvo en agosto en mínimos históricos, debido a que el alto número de casas en problemas, la restricción del crédito y la incertidumbre sobre la economía alejaron del mercado a los potenciales compradores.

El índice de la Asociación Nacional de Constructores de Casas (NAHB por sus siglas en inglés) y Wells Fargo se mantuvo estable en agosto, marcando 15 puntos, dijo el grupo el lunes, un dato que estuvo en línea con las expectativas de los analistas.

Un dato por debajo de 50 indica que más constructores ven las condiciones del mercado como pobres en vez de favorables. El índice no ha estado por encima del nivel de 50 desde abril del 2006.

"Mientras que las condiciones de compra son muy favorables en lo que respecta a precios, tasas de interés y selección de viviendas, los consumidores están preocupados por lo que sucederá en el futuro y los constructores son afectados por esa sensación en sus respuestas a los sondeos", dijo el economista jefe de NAHB, David Crowe.