Nueva York. La confianza del consumidor estadounidense cayó inesperadamente a principios de abril, debido a un panorama persistentemente negativo en lo que respecta a ingresos y el empleo, mostró este viernes un informe.

Una caída en las expectativas económicas a su menor nivel en un año podría deberse a que los consumidores han estado recibiendo noticias negativas sobre los programas del Gobierno y a la percepción de que la recuperación es demasiado lenta, según el sondeo de Reuters/Universidad de Michigan.

La lectura preliminar de abril para el índice general de confianza del sondeo fue de 69,5, su menor nivel en cinco meses, frente al 73,6 de marzo. Los analistas consultados por Reuters esperaban una lectura de 75.

"Aunque los consumidores piensan que la economía en general continuará mejorando, siguen manteniendo una visión bastante negativa sobre sus propias perspectivas de ingresos y trabajo", dijo en un comunicado Richard Curtin, director de los sondeos.

La confianza del consumidor es considerada como un indicador cercano al gasto del consumidor, que representa cerca de 70% de la economía de Estados Unidos.

El medidor de expectativas del consumidor cayó a 62,3 a comienzos de abril, su nivel más bajo desde marzo de 2009. Este dato se ubica lejos del 67,9 visto a fines de marzo pasado y del 68,7 previsto por los analistas.

"No sorprendió la confianza. El centro de atención es que el mercado laboral sigue siendo lento en recuperarse y que el crecimiento salarial es insignificante", dijo Joseph Battipaglia, estratega de mercados con Stifel Nicolaus en Yardley, Pennsylvania.

"Hay también mucha conversación sobre impuestos este mes, de manera que el ambiente es bastante amargo. No obstante, se manifestaron positivos en lo que respecta a las ventas minoristas este mes", agregó.

La medida del sondeo sobre las condiciones económicas actuales cayó a 80,7 a principios de abril, el nivel más bajo desde diciembre. El dato estuvo por debajo del 82,4 anotado a fines de marzo y del 84,0 proyectado por analistas.

Más de uno de cada cinco consumidores dijo haber escuchado información negativa sobre los programas del Gobierno cuando se les pidió que identificaran las noticias o los eventos económicos recientes, cerca del doble del mes pasado o de hace un año, mostró el sondeo.

Cuando se les pidió que evaluaran las políticas económicas federales, incluyendo la reforma al sistema de salud, 45% dijo que estas eran desfavorables, un aumento desde el 40% que señaló lo mismo en marzo.

La caída en las expectativas del consumidor se produce a pesar de que datos recientes han mostrado el mayor incremento en las nóminas durante tres años en marzo, y un sólido incremento de 1,6% en las ventas minoristas el mes pasado.

"Aunque la confianza en las políticas económicas y las leyes muestra señales de debilidad, es demasiado pronto para determinar si la reacción será temporal o es una preocupación más duradera", dijo Curtin.

El índice que mide el panorama económico de los consumidores a 12 meses cayó a 71, desde los 78 puntos anotados en marzo, pero subió frente al 54 de un año atrás.

Los consumidores consultados en el estudio esperan una aceleración en la inflación a corto plazo.

El indicador de expectativas inflacionarias a un año subió a 2,9% a comienzos de abril, desde el 2,7% a fines de marzo, mientras que las expectativas inflacionarias a cinco y 10 años se mantuvieron estables en 2,7%.