La Paz. Fuentes del gobierno boliviano confirmaron la existencia de mineral de uranio en el municipio de Coroma (Potosí), luego de haberse conocido un presunto informe que identifica la presencia del mineral radiactivo en el sector y de otros minerales (oro, cobre, plata).

La investigación elaborada por seis ingenieros mineros estadounidenses con apoyo de la NASA fue plasmada en el denominado Mapa de Áreas Permisivas y Favorables para Tipos Seleccionados de Yacimientos Minerales en el Altiplano y la Cordillera Oriental de Bolivia. El mapa muestra un área enorme de 100.000 hectáreas (ha) en las que hay uranio y otros minerales valiosos, informó un medio local.

Altas fuentes del Ejecutivo indicaron a La Razón que el gobierno se reunirá en los próximos días para analizar la información. “En ese sector hay uranio, pero no sabemos en qué cantidad”, señaló una de las fuentes que prefirió mantener su nombre en reserva.

Por su parte, el ex ministro de Minería, Dionisio Garzón, afirmó que en una franja de 45 km. del sector encontraron “20 ocurrencias de minerales de anomalías radiactivas”, aunque estos fenómenos no contaron con una evaluación oficial. En los años 70, recordó, se efectuó la explotación de la mina Cotaje, donde se llegó a concentrar 50 kg de “yellow cake”, que es el concentrado radiactivo del uranio.

En la época, agregó, la Comisión Boliviana de Energía Nuclear y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) realizaron varios estudios que determinaron que había “potencialidad” en el sector, aunque no identificaron “si había un yacimiento (de uranio) o no”.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, afirmó este lunes que Irán tiene intenciones de realizar trabajos de prospección minera en el país. En la reunión entre el presidente Evo Morales y el ministro de Industrias y Minas de Irán, Ali Akbar Mehravian, dijo que “no sólo se habló de uranio, sino de otros recursos minerales (...). Bolivia no tiene una carta geológica y hay intenciones de realizar trabajos de prospección”.

El informe de los ingenieros mineros norteamericanos que pertenecen al Servicio Geológico de Estados Unidos señala también que en la zona además del uranio, hay oro, plata, cobre y sodio, entre otros metales valiosos; “lo que lo hace inmensamente atractiva para desarrollar minería a gran escala”. El documento habría sido entregado por el ingeniero Marco Montoya.