Buenos Aires. Un conflicto entre miembros sindicales argentinos está paralizando la producción de petróleo en las instalaciones propiedad de YPF SA, la filial local de la española Repsol YPF SA.

El conflicto, que comenzó el 1 de diciembre de este año, ha reducido la producción en dos yacimientos, uno en la provincia de Chubut y la otra en la provincia de Santa Cruz.

El conflicto se traduce en casi 100.000 barriles diarios menos de producción en los dos yacimientos, confirmó este jueves un portavoz de YPF.

El portavoz dijo que los miembros del sindicato provocaron daños a las instalaciones de YPF, aunque este conflicto "de ninguna manera crea problemas de suministro".

Los dos yacimientos producen y almacenan el petróleo que posteriormente es transportado y convertido en combustible en las refinerías de YPF. YPF es el principal proveedor de crudo de Argentina y tiene una cuota de mercado del 60%.

Desde principios de año, al menos dos docenas de conflictos laborales han reducido o completamente paralizado la producción de crudo por valor de un mes de producción de petróleo y gas en Argentina, de acuerdo con datos de la industria.