El peso del nuevo controlador de Endesa España, la italiana Enel, se está haciendo sentir en la compañía. Incluso en los activos que posee en Latinoamérica. La empresa quiere enfocarse en su core business, la generación y distribución eléctrica, por lo que optó por poner a la venta su filial de TI en la región: la firma Synapsis, según informó en julio el consejero delegado de Endesa España, Andrea Brentan.

“Enersis está en un proceso de desinversión de algunos activos, dentro de los cuales estamos nosotros”, dice el gerente general de la TI local, el abogado argentino Leonardo Covalschi. “La compañía sería vendida antes de marzo de 2011”.

La empresa, en todo caso, tiene mucho que ofrecer. Por lo pronto, pretende duplicar su facturación (US$142 millones en 2009 y US$150 millones en 2010) en cinco años, con operaciones en Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Panamá. Especializada en la integración de software de SAP, Synapsis tiene sistemas de gestión comercial y de redes eléctricas, agua y gas, con más de 300 clientes en Latinoamérica en los rubros de utilities, servicios del Estado y empresas del sector energético. Entre ellos están la brasileña Petrobras, la colombiana Ecopetrol, las chilenas Abastible y Lipigas y el servicio de adquisiciones on line del gobierno chileno Chile Compra. Todo, además de prestar servicios a su matriz.

La clave del crecimiento viene de los mercados fuera de Chile. En el primer semestre de 2010, los ingresos de éstos (US$40 millones) superaron por primera vez a los locales (US$25 millones). “El crecimiento ha venido de Colombia y Brasil, y de ahí vendrá en el mediano plazo, siempre de manera orgánica”, dice Covalschi. Y Brasil es una de las estrellas: entre el Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos, el país desembolsará unos US$800.000 millones en TI.

La compañía se está preparando. En 2010 se invertirán US$8 millones y en 2011, US$10 millones para mejorar sus siete data center y comprar equipamiento para su crecimiento. “Han sabido diversificar sus servicios y aprovechar sus ventajas, por lo que les veo un buen futuro”, dice Álvaro Portugal, gerente general de la firma de TI Blue Company. “Tienen experiencia en el manejo de grandes clientes y su foco en un mercado bien definido y que lo conocen bien: el eléctrico. Lo que además los ha obligado a salir fuera de Chile para seguir vendiendo, hecho que los ha ayudado a internacionalizarse”.

Según cálculos del mercado, Synapsis podría venderse entre unos US$140 millones y US$200 millones. “La venta es inevitable, ya que Endesa se está enfocando en su giro”, dice Portugal. Para él, lo esperable es que se puedan unir a un grupo más grande que les abra nuevos mercados y les ayude a diversificar sus productos.

Sonda es uno de los nombres que entran en esta lógica. La TI controlada por el empresario Andrés Navarro está en plena fase de crecimiento, con foco internacional. Este año ha adquirido Telsinc, por US$38 millones, y luego Softeam, por US$8 millones, en Brasil, un mercado cerca de US$30.000 millones anualmente.

Pero Synapsis no sería la única. Según dijo Brentran, Enersis también enajenará una parte de la Compañía Americana de Multiservicios (CAM), empresa de soluciones eléctricas (medición, certificación, comercialización, logística y obras) y que facturó en 2009 US$299 millones. Todo se enmarca dentro de una política amplia de Endesa, que ha enajenado recientemente activos no estratégicos en Europa. La matriz de Enersis se está jibarizando, con un claro objetivo: ser cada vez más eficiente en su negocio principal, que es la electricidad.