Diez años son una eternidad en el universo multilatino. En 2005, muy pocos habrían imaginado que Mexichem llegaría a tener operaciones en 34 países de 5 regiones geográficas mundiales, siendo 80% la fracción de ventas que se producen fuera de México, tal y como pasa hoy. Diez años atrás, esta petroquímica estaba solamente en México y vendía US $ 815 millones anuales: una séptima parte de lo que vendió en 2014.

¿La fórmula de Mexichem? Su globalización. En 2006 la empresa hizo su primer adquisición fuera de México (compróBayshoreGroup en Estados Unidos) y desde entonces no ha parado de extenderse por el mundo y América Latina, ni de diversificar sus líneas de negocios. A modo de ejemplo, si en el ránking pasado Mexichem registraba presencia en 31 países de cuatro zonas geográficas, hoy está en 34 de seis. Asimismo, sus ventas logradas en el extranjero fueron de 80%, mientras que un año atrás fueron de 70%. Dado ese ritmo, esta petroquímica ha saltado en este ránking del 16° puesto al 9° y de esa posición al 1°, en tan sólo tres años.

Además, Mexichem es una empresa que gana dinero (un elemento nuevo que contempla esta medición). No demasiado, su margen neto de 2,2%, pero está por encima de los márgenes netos de Cemex (-3,2%) y Latam (-0,9%), segunda y tercera del ránking, respectivamente. Tal vez las distancias matemáticas en rentabilidad no sean muchas entre estas empresas, pero es significativo que en el caso de Mexichem hablemos de ganancias, mientras que con sus escoltas (la cementera mexicana y la aerolínea chileno-brasileña están 2° y 3°, respectivamente) hablemos de pérdidas. Esto, en un contexto en el que las tres primeras empresas de este ránking 2015 han crecido a través de jugadas riesgosas en el mercado de las grandes fusiones y adquisiciones internacionales.

Para seguir leyendo este reportaje introductorio, haga clic aquí y acceda además a todo el ránking.