El mismo tren que corre en líneas de alta velocidad en China, o casi, será el que ruede a 300 kilómetros por hora entre México y Querétaro.

Tras conocerse el fallo de la licitación del proyecto para esa ruta, la SCT dio a conocer las características del tendido y del material rodante, similares a los que utiliza China en sus trenes rápidos, como el de la ruta Shanghái-Beijing.

El modelo para la ruta del DF a Querétaro es el CRH380A, denominado “Hexie” fabricado por CSR Sifang en la ciudad de Qingdao, China.

Salvo la configuración de asientos -en el servicio regular en China el convoy tiene 610 plazas en tres categorías y en el propuesto para México serán 426- las características y servicios a bordo que incluyen ambos son los mismos.

El TAV México-Querétaro se desplazará a una velocidad de hasta 300 kilómetros por hora en un trayecto menor a una hora, ofrecerá a los pasajeros servicio de baño, conexión a Internet, cabinas climatizadas, bebidas y refrigerios a bordo.

Los trenes tipo EMU (Unidad Eléctrica Múltiple) están integrados con ocho vagones (dos de ellos con cabina de conducción, en los extremos), y son propulsados con energía eléctrica a través de 16 motores de 400 kilovatios cada uno, agrupados en cuatro bloques junto al tren de rodamiento, en vagones alternados. La alimentación se provee desde una línea energizada que corre en la parte superior de la vía.

Los trenes serán diseñados, de acuerdo con las características del proyecto mexicano, y realizados en el centro de desarrollo de CSR Sifang -una de las empresas asociadas al proyecto- instalado en su planta de Qingdao, donde cada día se producen siete vagones para las líneas de alta velocidad.

CSR Sifang ha abastecido con trenes eléctricos de alta velocidad e interurbanos a líneas ferroviarias en 20 países, con rangos de desempeño de entre 200 y 300 kilómetros por hora, y continúa el desarrollo de sus tecnologías para elevar el rendimiento y velocidad de sus convoyes, uno de los cuales en pruebas de funcionamiento alcanzó la velocidad de 486 kilómetros por hora, explicó Zheng Anying, vicegerente general del Departamento de Asuntos Internacionales de CSR Sifang, en la planta de Qingdao.