Sao Paulo. La depreciación del real 16% en septiembre, probablemente elevará el valor de los ingresos extranjeros de empresas brasileñas, pero pesará sobre aquellos negocios con grandes deudas en dólares estadounidenses sin cobertura.

A continuación, algunas de las compañías brasileñas que podrían sufrir el impacto de una moneda más débil:

* La petrolera estatal Petrobras estima que sus resultados del tercer trimestre se verán afectados en la medida en que la tasa cambiaria eleve el costo de sus deudas en dólares, dijo a Reuters el mes pasado el vicepresidente financiero de la firma.

La compañía dijo en el segundo trimestre que tenía una deuda de 68 millones de reales, la mayor parte en dólares, y que contaba con una cobertura de un 50 por ciento.

* Analistas afirman que las eléctricas brasileñas también cargan con una pesada deuda extranjera, que podría afectar el pago de los suculentos dividendos que atraen a los inversores durante períodos de baja en el mercado.

El estratega jefe de la correduría SLW de Sao Paulo, Pedro Galdi, dijo que Cesp -la empresa estatal de servicios básicos del estado de Sao Paulo- es especialmente vulnerable a la oscilación cambiaria, debido a que 30% de su deuda está en dólares.

Cesp no usa derivados financieros para compensar riesgos cambiarios, declaró la empresa en un comunicado al regulador en julio. Cesp declinó realizar más comentarios.

* El frigorífico Marfrig Alimentos SA y el fabricante de bienes de consumo desechables Hypermarcas también tienen significativas deudas en dólares sin cobertura, dijo Daniela Bretthauer, de Raymond James en Brasil.

Bretthauer advirtió a sus clientes en una nota enviada el domingo que ambas empresas podrían registrar pérdidas en el tercer trimestre en vez de ganancias debido a mayores costos de pago de deudas.

Hypermarcas no respondió a solicitudes para realizar comentarios al respecto.

El director de finanzas internacionales de Marfrig, Eduardo Miron, afirmó en un comunicado por escrito que una tasa cambiaria de cerca de 1,8 reales por dólar es buena para la compañía, dado que tres cuartos de sus ingresos son en dólares.

"Pese al efecto de contabilidad en la deuda a largo plazo, los beneficios para el flujo de caja en el corto plazo son mucho más importantes", escribió Miron.

* Otras empresas verán un aumento de sus ingresos en el extranjero sin sufrir un mayor peso sobre su deuda nominada en moneda extranjera.

Bretthauer, de Raymond James, dijo que uno de esos ganadores podría ser Multiplus, el programa de lealtad de la aerolínea TAM y que cotiza en bolsa en forma separada, debido a que dos tercios de sus ingresos están vinculados al dólar.

TAM es menos afortunada, dado que un real más débil eleva sus costos de pago de deuda.

Más de 85% de la deuda de TAM estaba en moneda extranjera en el segundo trimestre, cuando la empresa atribuyó a un real más fuerte que su carga de deuda fuera más liviana y una ganancia neta más robusta.

El portavoz de TAM, Michel Vita, dijo en un correo electrónico que las deudas de la aerolínea son a largo plazo, y que las variaciones cambiarias no afectan sus posiciones a corto plazo.

* La tasa cambiaria también ha sido beneficiosa para las siderúrgicas locales que enfrentan su peor crisis en años, pues la caída del real frena la ola de importaciones baratas que estaba rebajando los precios.

El analista de Credit Suisse, Andrew Campbell, citó el cambio en la tasa cambiaria cuando recomendó las acciones de la acería Gerdau en una nota enviada a sus clientes el domingo.