La Paz. Bolivia, Brasil y Chile están cerca de unir carreteras que constituirán, en el centro-sur de Sudamérica, un corredor vial entre los océanos Pacífico y Atlántico.

A continuación, algunos datos de la obra:

LONGITUDES:
Longitud central: 2.618 kilómetros en el enlace central, de los cuales 912 kilómetros están en Brasil (Santos-Corumbá), 1.514 kilómetros en Bolivia (Puerto Suárez-Santa Cruz-Oruro-Tambo Quemado) y 192 kilómetros en Chile (Parinacota-Arica). Este corredor entrará en servicio en el primer semestre de 2011.

Tramos alternativos futuros: 2.725 kilómetros entre Santos y Santa Cruz (Bolivia), pasando por Mato Grosso, de los cuales 2.225 kilómetros ya están construidos en territorio brasileño.

-395 kilómetros entre Oruro e Iquique (Chile), de los cuales ya están habilitados los 163 kilómetros chilenos y falta completar 123 kilómetros en el lado boliviano.
- 289 kilómetros Oruro-La Paz-Desaguadero, en territorio boliviano. La actual ruta asfaltada está en proceso de ampliación y conecta con carreteras peruanas hacia el puerto de Ilo.

Intercambio comercial:

-US$5.409 millones entre Chile y Brasil en el 2009: 2.699 millones de exportaciones brasileñas a Chile y 2.760 millones de ventas chilenas a Brasil.

- 2.458 millones entre Bolivia y Brasil en el 2009: 1.671 millones de exportaciones bolivianas a Brasil y 787 millones de Brasil a Bolivia.

- 321 millones entre Bolivia y Chile en el 2009: 83 millones de exportaciones bolivianas a Chile y 238 millones de Chile a Bolivia.

Turismo:

El corredor abrirá una nueva frontera turística que integrará, en su recorrido sudoriental, la reserva ecológica del Pantanal -al que se accede desde Brasil, Bolivia y Paraguay- y la hidrovía Paraguay-Paraná. Muy cerca, las cataratas de Iguazú.

En Bolivia, pasará por las llanuras de Santa Cruz, muy cerca de famosas misiones jesuíticas; la región productora de coca de Chapare, la cordillera andina y el altiplano. Este último cobija al salar de Uyuni, conocido como la mayor reserva de litio en el mundo, y las lagunas Colorada y Verde de aguas termales y habitadas por flamencos andinos.

En Chile, el corredor tocará el extremo norte del desierto de Atacama, el más seco del mundo.