El sector minero es la base del crecimiento económico del Perú. Los proyectos que se desarrollaron en este sector, muchos de los cuales entrarán en operaciones a partir de 2015, serán fundamentales en el proceso de expansión de la economía nacional.

Entre los más importantes se encuentra Toromocho, cuya inversión alcanzó los US$4.800 millones. Otra iniciativa de similar envergadura es Las Bambas, que demandó US$5.700 millones en su ejecución.

Constancia, en el departamento del Cusco, con US$1,800 millones, y la ampliación de Cerro Verde, en Arequipa, con US$4.400 millones, son otros dos planes que tendrán un impacto más que significativo en el producto bruto interno (PBI).

Obras en marcha. La ampliación de la Línea 1 del Metro de Lima, así como la firma del contrato para la construcción de la Línea 2, son otras dos de las iniciativas preponderantes para este año en lo que a transporte se refiere.

Así, en el primer caso, la inversión alcanzó los US$900 millones; mientras que la Línea 2 será una de las más grandes obras en la historia del país, con una inversión superior a los US$5.600 millones.

Por otro lado, no cabe duda de que este año fue dinámico para el desarrollo del sector energético y más aún si consideramos que en este mes de diciembre el Perú fue sede de la COP20, el más importante foro global en temas ambientales.

En ese sentido, el Perú es considerado uno de los países con más energías renovables del planeta, pues del total de electricidad producida el 54% tiene origen hidroeléctrico.

“Esto es importante para nosotros, por lo que debemos desarrollar acciones no solo para consolidar nuestra posición como país, sino también para garantizar una mejor calidad de vida para la población y, además, impulsar la industrialización”, comentó el viceministro de Energía, Edwin Quintanilla.

Proyectos. De acuerdo con el funcionario, en la actualidad hay en construcción hidroeléctricas que implican una generación de aproximadamente 2.000 megavatios.

Entre estas iniciativas destacan las centrales de Chaglla (Huánuco), con una inversión de Us$1.200 millones; y la de Cerro del Águila (Huancavelica), por US$920 millones.

Asimismo, la central de Cheves (Lima), por US$400 millones; y el proyecto Quitaracsa (Áncash), con una inversión de US$200 millones.

Quintanilla indicó que este ritmo ha permitido que las inversiones en generación eléctrica alcanzaran los US$1.500 millones anuales en los últimos cuatro años, siendo el 95% de esa cifra capital privado.

Datos. Hay más de 270.000 viviendas que ya consumen gas natural. De este total, 250.000 están en Lima y las restantes 20,000 en Ica.

Con el Programa de Uso Masivo de Sistemas Fotovoltaicos se instalarán 500.000 unidades para igual número de familias.

Más de 4.5 millones de peruanos se han beneficiado con el FISE.