El consejero delegado de BP, Tony Hayward, dejará su cargo en la petrolera británica el próximo octubre ante la crisis desatada tras el derrame de crudo en el Golfo de México, según informó la cadena BBC.

Hayward, muy criticado por su gestión tras el desastre ocurrido el pasado 20 de abril, podría ocupar un cargo no ejecutivo en la junta directiva de la petrolera rusa TNK-BP, en la que BP cuenta con el 50 por ciento de participación, según confirmó una fuente de BP al citado canal.

La junta directiva de BP se reunió hoy en Londres para decidir el futuro de su consejero delegado, quien podría ser reemplazado por el estadounidense Bob Dudley, actualmente a cargo de las operaciones de limpieza de la compañía en el área afectada del golfo de México.

Por su parte, Dudley trabajó como consejero delegado de TNK-BP pero se vio obligado a dejar Rusia en el 2008 por una discusión con los accionistas.

El anuncio de la salida de Hayward de la compañía se produce un día antes de que BP anuncie sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año, en los que se prevén fuertes pérdidas.