Madrid. El consejo de Campofrío ha recomendado aceptar la oferta pública de adquisición de acciones (opa) de Sigma Alimentos y WH Group Limited a través de Sigma & WH Food Europe en una deliberación de la que se han abstenido tres de sus miembros entre ellos su presidente por incurrir en conflicto de intereses.

Así lo ha indicado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un comunicado en el que consideran "equitativa" la contraprestación al accionistas, de 6,90 euros (US$9,4) por acción, "a la vista de que algunos de los mayores accionistas vendieron en noviembre de 2013 su participación a un precio inferior al de la opa y otros minoritarios han colocado sus títulos en el mercado a precio de la opa".

La compañía ha informado de que en la actualidad Sigma Alimentos es el mayor accionista de Campofrío con un 46,80% que controla de forma indirecta, al tiempo que WH Group Limited es a su vez titular indirecto de, 36,99%, por lo que los dos oferentes controlan en conjunto el 83,79% del capital social y el 86,29% de los derechos de voto, sin contar las acciones propias (2,9%).

De esta forma que la oferta se dirige al resto de acciones que no controlan que, tras las últimas compras, suman 16.571.583 acciones (incluyendo las acciones propias de la sociedad), lo que sitúa el porcentaje en el 16,2%.

El presidente de Campofrío, Pedro Ballvé, ha manifestado tener un conflicto de interés en relación a su opinión sobre la opa debido a que ha suscrito con los oferentes un contrato de inversión, al igual que lo han hecho algunas de sus sociedades.

Campofrío informa de que además, Ballvé ha alcanzado un pacto de socios que también suscriben Sigma Alimentos Exterior, Sigma & WH Food Europe, WH Group Limited, Smithfield Foods, Smithfield Insurance, Cols Field Investments LLC y SFDS Global Holdings.

Junto a Ballvé los dos miembros que también se han abstenido de pronunciarse sobre la opa y se han adherido al voto emitido por los restantes consejeros, han sido Charles Larry Pope y Joseph W. Luter IV, en su caso por su condición de consejeros dominicales.

Según la información manifestada a la CNMV los nuevos dueños de Campofrio formularán en 2014 un nuevo plan de negocio a tres años y no es "descartable que de esta revisión estratégica se deriven cambios en el plan de negocio y las actividades futuras de la sociedad, así como de los centros de producción, distribución y de ventas.

Han manifestado que no está previsto que las oficinas centrales y administrativas de la sociedad sea revisada, por lo que previsiblemente permanecerán en Madrid.

Campofrío ha subrayado que los únicos acuerdos alcanzados entre los oferentes en relación al mantenimiento de los puestos de trabajo del personal y directivos atañen exclusivamente a la continuidad de Pedro Ballvé como presidente; a Fernando Valdés, como director general; a Morten Jensen, como director de cadena integrada de suministro; y a Remedios Orrantia, directora de recursos humanos y asesoría jurídica.

Han avanzado que, en relación con las opciones sobre acciones de Campofrío y tal y como se recoge en el folleto, el consejo puede emitir un informe de inminente cambio de control de la sociedad en el que comunique a los titulares de las opciones de que disponen de 30 días para ejercitarlas.