Tegucigalpa. El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) propuso este miércoles la suscripción de una alianza público-privada para eficientar la administración de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y que se depure la base de consumidores que recibe subsidio en su factura mensual.

La presidenta del Cohep, Aline Flores, manifestó en conferencia de prensa, que la transformación de la ENEE puede alcanzarse mediante una alianza público-privada, que permitiría optimizar a la estatal eléctrica.

La ejecutiva opinó que una alianza entre la ENEE y una empresa privada permitiría eficientar la administración y salvar del descalabro económico a la institución.

Semeh  y subsidios. Flores recordó que el próximo mes termina el contrato de lectura, facturación y medición efectuado entre el gobierno y el Servicio Hondureño de Medición Eléctrica (Sehme) y que aún no han sido publicadas las bases de licitación  para sustituir a la cuestionada empresa.

"Es muy probable que se extienda la vigencia del contrato", afirmó.

Además, recomendó efectuar una nueva depuración de la base de consumidores que recibe un subsidio en su factura mensual por el sevicio de energía eléctrica.

Este beneficio es percibido por unas 560.000 personas en todo Honduras que consumen menos de 150 kilovatios hora al mes.

De acuerdo a la empresaria, esta subvención deben recibirla hondureños que "en realidad lo justifican por sus bajos ingresos".

Combustibles. Como vocera del Cohep, Aline Flores aseguró que los empresarios están a la espera de la publicación de la ley de los 60 grados, programada para este día en el diario oficial La Gaceta, para analizar posibles acciones legales.

La empresa privada pide que se cambie la medida de volumen en las estaciones de servicio de galones a litros de combustible.

De igual manera, promueve que se efectúe un proceso de liberación del precio de los carburantes, como ocurre en países vecinos de Honduras como El Salvador y Guatemala.