El gerente de Fedearroz Rafael Hernández Lozano, dijo que ante la difícil situación creada por los bajos precios pagados por la molinería, se logró que en el Consejo Nacional del Arroz, se acordaran precios mínimos de referencia para cada zona del país.

Bogotá. Dice el comunicado de prensa que este acuerdo fue avalado por el gobierno, apropiando recursos por 10.000 millones de pesos (US$5,3 millones) como incentivo al almacenamiento, del cual podrán beneficiarse tanto los industriales que paguen a los productores los precios mínimos establecidos, como los agricultores que también almacenen, mecanismo que permitirá sacar del mercado los excedentes de cosecha que suplan las necesidades del país en la época de menor oferta.

Fedearroz, ha expresado su desacuerdo con las manifestaciones hechas por un grupo de arroceros que participaron de una marcha en Bogotá, ya que frente a las razones expuestas por sus promotores, Fedearroz gestionó a través del Consejo Nacional del arroz, la intervención del gobierno con medidas que permitan crear las condiciones para normalizar la comercialización de la cosecha.

El representante gremial recordó que en la sesión del Consejo Nacional del Arroz del pasado 28 de julio, en el cual se acordaron las condiciones para la absorción de la cosecha del segundo semestre de este año, participaron los delegados de Fedearroz en representación de los agricultores, los delegados de la asociación de industriales -Induarroz, e industriales independientes del Meta, destaca el informe de prensa del gremio.

"Al haberse dado por parte del gobierno la apropiación de recursos para el incentivo al almacenamiento, en torno a unos precios mínimos de compra acordados por el Consejo Nacional del arroz, solo queda esperar que los industriales honren el compromiso adquirido, para que pueda existir normalidad en la comercialización de la cosecha y se reconozca así el derecho de los agricultores a un ingreso razonable", puntualizó el gerente de Fedearroz, según el informe.

Hernández Lozano dijo que luego de los acuerdos logrados y con la intervención del gobierno nacional, es preferible esperar la posesión del nuevo gobierno, para analizar la problemática del sector en su conjunto, que tiene que ver con otras necesidades apremiantes, las cuales ya fueron expuestas por Fedearroz al entrante ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo con quien se espera un trabajo mancomunado en todos los frentes.