Puebla. Los cultivos agrícolas son vitales para la economía y alimentación en México, sin embargo, su extensión se ha reducido por diversos factores como la urbanización, deforestación, cambio climático y plagas, por lo que la seguridad alimentaria podría verse amenazada en un futuro cercano.

Para el año 2050, el mundo rozará los 10.000 millones de habitantes, lo cual impulsará la demanda global de productos agrícolas en un 50% más sobre los niveles actuales, según pronostica el informe “El futuro de la alimentación y la agricultura”, realizado por la FAO en este año.

Para mejorar las tierras cultivables y contribuir al crecimiento de su producción, la empresa mexicana Agrodrone propone el uso de la tecnología como arma contra los desafíos de la agricultura: “Con el uso de drones y software es posible la modernización del campo mexicano para hacerlo más competitivo y reducir los costos de operación, con el fin de que el productor agrícola tenga más liquidez para mejorar sus procesos y obtenga alimentos de gran calidad”, asegura Cristian Engemman, director y fundador de Agrodrone, firma radicada en Puebla dedicada al análisis del cultivo y fumigación por medio de drones.

Los vehículos aéreos utilizados por Agrodrone hacen una inspección de los terrenos de cultivo. Mediante fotografías y un programa de cómputo hacen un análisis de datos y exponen la salud de la planta, la elevación del terreno, daños en ciertas zonas por exceso o falta de agua, áreas donde las semillas no germinan y partes en donde hay plagas o roedores que pueden afectar los cultivos. Después de estos análisis, se determina si los terrenos deben fumigarse o se les debe colocar un fertilizante para mejorar o proteger las plantas y no disminuir la producción esperada.

La compañía poblana cuenta con un modelo de drone capaz de cargar hasta 10 litros de líquido para fumigar o fertilizar hasta 20 hectáreas de cultivo en un día completo sin descanso, ya que cuentan con varias pilas portátiles para recargar al aparato cada vez que lo requiera. El drone puede soportar altas temperaturas de frío o calor, es contra el agua y puede trabajar incluso cuando hay neblina.

“Cada cultivo siempre tiene entre 20 y 30% de pérdida de producción debido a malas semillas o por condiciones climáticas. Gracias a nuestra tecnología, de esa cantidad, nosotros reducimos entre 10 y 15% las pérdidas, de tal manera que ayudamos al productor agrícola a reducir sus costos y mejorar la calidad de sus productos”, comentó el emprendedor, quien es Ingeniero Mecatrónico por la Universidad Tecmilenio de Puebla, tiene 28 años y ha trabajado en el proyecto desde hace tres años constituyendo formalmente la empresa Agrodrone desde enero de este año.

Es importante mencionar que el drone nebulisa el producto, es decir, no coloca el líquido como si fuera una manguera o una regadera, sino que está nebulisado, con lo cual las gotas son más pequeñas y por tanto la planta puede absorberlas mucho más rápido y en mayor cantidad, sin despreciar el fumigante o fertilizante. Los aparatos pueden trabajar en cualquier tipo de cultivo. Agrodrone ha trabajado con éxito con higos, naranjas, limones, lechugas, cañas, tomates y maíz.

Una de las ventajas de utilizar drones es que el productor agrícola ya no necesitará personal humano para fumigar, ya que hay químicos que pueden dañar la salud; por otro lado, las labores de análisis del terreno y la fumigación se realizan en mucho menor tiempo que si lo hicieran humanos.

Por ahora Agrodrone cubre el estado de Puebla, pero ha llevado sus servicios a Veracruz, Guadalajara e Hidalgo con planes de expandirse en un futuro cercano. El servicio se cobra por hectárea, que incluye el análisis de la planta.

“También contamos con el servicio de reforestación, una actividad muy importante ya que hay una gran cantidad de bosques que se han perdido y al crear nuevos bosques se crearán nuevos ecosistemas, que incluyen animales, flora, estanques, etcétera, lo cual es vital para conservar el medio ambiente y contar con los recursos necesarios para la alimentación del país”, señaló Cristian Engemman.

Entre los planes de la compañía para este y el próximo año, están el buscar apoyos de centros de investigación, como el Conacyt, o bien de fondos de inversión o instituciones federales, como el Inadem, con el fin de obtener recursos para incrementar su equipo tecnológico y elaborar un plan de negocios para expandirse a más zonas del país.

Agrodrone es una empresa 100% mexicana radicada en Puebla, líder en servicios de análisis, fumigación y fertilización de cultivos vía aérea mediante drones para mejorar la calidad de las plantas, y combatir plagas y enfermedades.