Washington. La construcción de viviendas en Estados Unidos subió en enero a un máximo en más de un año por fuertes alzas en la edificación de casas unifamiliares y multifamiliares, y es probable que suban más, dado que los permisos de construcción escalaron a su nivel más alto desde 2007.

Otros datos mostraron un fuerte incremento en los precios de las importaciones ante sólidos avances en los costos del petróleo y de varios otros bienes, lo que refuerza las expectativas de que la inflación se acelerará este año.

Los datos optimistas sobre casas sugieren que la economía sigue en un pie más sólido a comienzos de año, pese a débiles ventas minoristas y producción industrial en enero.

"La economía está de vuelta en un camino ganador para un crecimiento más sólido, pese a que no está en marcha máxima con todos los sectores participando", comentó Chris Rupkey, economista jefe de MUFG, en Nueva York.

Los inicios de construcción de casas escalaron un 9,7%, a una cifra anual desestacionalizada de 1.326 millones de unidades, dijo el Departamento de Comercio, el nivel más alto desde octubre de 2016.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaba que los inicios de construcción de viviendas subieran a un ritmo de 1.234 millones de unidades el mes pasado.

En tanto, los permisos de construcción subieron un 7,4%, a un ritmo de 1.396 millones de unidades en enero, el nivel más alto desde junio de 2007.

La construcción de viviendas unifamiliares, que responde por la mayor parte del mercado inmobiliario, subió un 3,7%, a una tasa de 877.000 unidades en enero, mientras que los permisos para edificar casas unifamiliares bajaron un 1,7%, aunque esa baja podría ser temporal.

Los inicios de construcción en el volátil segmento multifamiliar escalaron un 23,7%, a una tasa de 449.000 unidades, en enero, mientras que los permisos se dispararon un 26,5%.

Una mejoría del mercado laboral está incrementando la demanda por viviendas, pero el aumento de las tasas hipotecarias y de los precios de las casas podría desacelerar el impulso.

El aumento de los precios anuales de las viviendas superó el 6% en noviembre. La tasa hipotecaria fija a 30 años subió a un promedio de 4,38% esta semana, el nivel más alto de abril de 2014, desde 4,32% la semana previa, según la agencia hipotecaria Freddie Mac.

En otro informe, el Departamento del Trabajo dijo que los precios de las importaciones escalaron un 1,0% en enero tras subir un 0,2% en diciembre. En los 12 meses hasta enero, los precios de las importaciones subieron un 3,6%, el mayor avance desde abril de 2017 y una aceleración desde el incremento de 3,2% en los 12 meses a diciembre.

En un tercer informe, la Universidad de Michigan dijo que la lectura preliminar de su índice de confianza del consumidor se ubicó en 99,9 en febrero, más al 95,5 previsto por el mercado y que la lectura final de enero de 95,7.