El estudio sobre el proyecto hidroeléctrico Xalalá se efectuará en esta administración, pero la decisión sobre la construcción de esa hidroeléctrica en Ixcán, Quiché, quedará para el próximo gobierno, informó ayer Érick Archila, ministro de Energía y Minas de Guatemala.

El funcionario defendió de nuevo la decisión del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Electrificación (Inde) respecto de la adjudicación directa del contrato a la compañía brasileña Intertechne, a fin de llevar a cabo los estudios de factibilidad para la edificación de la planta.

Esa situación causó que la Contraloría General de Cuentas de la Nación (CGC) interpusiera una denuncia en el Ministerio Público.

“Lo que buscamos con este estudio es tener los mecanismo técnicos de viabilidad, y será la siguiente administración de gobierno la que deberá tomar la decisión de construir este proyecto hidroeléctrico”, subrayó ayer el ministro luego de salir de la reunión de Gabinete en Casa Presidencial.

Archila afirmó que el Inde está exento de la Ley de Contrataciones.

El funcionario argumentó que esa institución tiene 32 años de hacer inversión en nuevas plantas de generación eléctrica. “Pongo el contrato a la disposición de cualquier persona que quiera revisarlo”, dijo.

La semana última, el sector industrial dijo que lo ideal era que el proceso saliera a una licitación y no una contratación directa.

La firma Intertechne recibió un anticipo del Inde por US$1.4 millones de los US$5.3 millones destinados para hacer el análisis.