Caracas. Los dos últimos años no han sido los mejores para la industria de la construcción en Venezuela, cuya participación en el Producto Interno Bruto es de 6%. Se trata de un sector de gran impacto en la recuperación de la economía por su potencial reactivador.

Pero, con una tasa de crecimiento baja (0,2%) en 2009 y una caída de 7,1% el año pasado, las perspectivas no son muy alentadoras.

Aunque el economista Gustavo Rojas Matute advierte que es muy difícil hacer predicciones en este campo, cree que cualquier repunte del sector construcción en el primer trimestre y a lo largo de 2011 vendría dado por un alza de los precios del petróleo y el aumento del gasto público en el área de infraestructura. La campaña electoral con miras a las presidenciales de 2012 podría cambiar el panorama.