La compañía planeaba inicialmente la emisión de bonos, pero esa idea se ha quedado obsoleta tras el anuncio de su rival y accionistas Actividades de Construcción y Servicios SA de lanzar una oferta por la alemana, dijo un portavoz de Hochtief.

El consejo de supervisión de Hochtief había aprobado la emisión de un bono por importe de 500 millones de euros para "nuevas medidas estratégicas" el pasado 9 de septiembre, antes de que ACS anunciara sus intenciones.

Dado que la emisión de bonos ya no es posible después de que ACS dijera que quiere hacerse con una mayoría de la compañía, Hochtief está considerando una ampliación de capital. "Estamos analizando todas las opciones", dijo el portavoz.

En la última junta de accionistas, Hochtief logró la aprobación de un permiso para ampliar capital hasta en un 30%.

Hochtief está estudiando distintas medidas para defenderse de la oferta de ACS, que es considerada por la compañía alemana como hostil.