Río de Janeiro. La constructora brasileña Odebrecht, la mayor del país y una de las principales de América Latina, despidió a al menos 70.000 personas a raíz de los problemas económicos que sufre tras descubrirse que era una de las empresas que participaba de la gigantesca red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, informaron hoy medios locales.

Según divulgó el diario Folha de Sao Paulo, los directivos de Odebrecht aseguraron a la Justicia que lleva las investigaciones del caso que la empresa debe cerca de 90.000 millones de reales (unos 28.125 millones de dólares) a raíz de los problemas que atraviesa tras descubrirse la red corrupta, y debido a ello ya despidió a unos 70.000 trabajadores.

Parte de la exdirectiva de Odebrecht está detenida por su vinculación con la red corrupta.

El expresidente del consorcio Odebrecht, Marcelo Odebrecht, fue condenado a 19 años y 4 meses de prisión por los crímenes de corrupción pasiva, blanqueo de capitales y asociación criminal cometidos dentro del esquema de corrupción que operó en la estatal Petrobras.

Según las autoridades, la red corrupta, formada por empresarios, altos cargos de la empresas y políticos, que amparaban las corruptelas, desviaron al menos 2.000 millones de dólares entre 2004 y 2014.