El grupo empresarial Oikos logró consolidar el manejo y la administración en copropiedades de los parques industriales, lo cual ha aumentado utilidades y ganancias para administradores y rentistas.

“El éxito es consecuencia de haberle apostado, desde hace cinco años, a la construcción y venta de parques industriales. Además de implementar estrategias para administrar adecuadamente convenios comerciales”, destacó Luis Aurelio Díaz, gerente de Oikos en un comunicado de prensa.

Para el empresario, el negocio seguirá creciendo porque son más los industriales y comerciantes que sugieren nuevas soluciones logísticas e integrales para atender los requerimientos del nuevo comercio que ya se vislumbra más dinámico y próspero.

Asimismo, aseguró que hay interés de varios inversionistas por desarrollar este tipo de proyectos bien sea por el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos o por los venideros con la Unión Europea, Corea, Japón, entre tantos.

Reveló que inclusive la nueva coyuntura comercial con Venezuela ha despertado la inquietud de capitalistas del vecino país, que contrario a lo que se piensa en Colombia, buscan regresar al mercado de nuestro país.

“Cuando iniciamos la operación del primer parque industrial, Colombia adolecía de una empresa especializada y conocedora de este tipo de operaciones. Este trabajo es el eslabón final para el éxito de los proyectos. Por ende, tomamos la decisión de capacitar personal de la compañía y traer extranjeros conocedores de estos temas e iniciar la prestación del servicio”, explicó Díaz, en el informe de prensa de la empresa constructora.

Después de cinco años de afianzar la operación y lograr la certificación en todos los procesos operativos, actualmente Oikos administra más de doce parques industriales algunos construidos por la compañía y otros por terceros.

El trabajo fue tan puntual y de alta rentabilidad que promovió apertura de mercado. Esto provocó la llegada de nuevos clientes a la firma constructora en búsqueda de la operación de sus complejos industriales.

“Los nuevos retos profesionales para los administradores de Copropiedades se ven reflejados en el manejo de plantas de tratamiento tanto de aguas domésticas como industriales; la distribución de residuos especializados y su correcta disposición; mantenimiento técnico de la infraestructura de equipos como redes de incendios y detección; redes de voz y datos; circuitos especializados de vigilancia; subestaciones eléctricas de gran envergadura; equipos de ventilación mecánica; entre otros”, indicó Luis Aurelio Díaz, en el informe de prensa.