En riesgo se encuentra la sostenibilidad financiera de al menos 10 compañías por ser excluidas de participar en la construcción de la carretera central, advirtió el presidente de la Asociación Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), Alejandro Álvarez.

El empresario se mostró preocupado de que se excluya a estas firmas hondureñas de la construcción de la referida obra en cumplimiento a exigencias financieras y técnicas del Banco Mundial.

"Tenemos años de estarle indicando a la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi), al Fondo Vial, al Banco Mundial y al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que se le debe dar igualdad de oportunidades a las empresas locales para que participen en la construcción de carreteras", dijo el dirigente gremial.

Para nosotros, continuó, un proyecto de US$20 millones es una obra considerada grande, en cambio, para una firma extranjera es un proyecto considerado pequeño.

Según el presidente de la Chico, el Banco Mundial y otros organismos financieros internacionales no actúan en estos casos de una manera "transparente". Para Álvarez, en la medida que estas entidades financieras permitan la libre participación en estos procesos de licitación, se obtendrán mejores precios para el país.

"Cualquier acción que induzca a reducir el número de participantes en la licitación afecta la transparencia. La Chico apoya el cumplimiento de la Ley de Contratación del Estado para que se le adjudique al constructor que cotice los precios más bajos y cumpla con las reglas establecidas", dijo.