Empresarios de la construcción volvieron a reclamar al gobierno central de Paraguay coherencia entre el discurso y la aplicación de medidas que faciliten las obras, tanto públicas como privadas.

Sostienen que es una de las salidas para enfrentar el difícil panorama económico y social que se avecina, si se atienden los pronósticos de economistas, el Banco Central de Paraguay (BCP) y de organismos internacionales.

“Se habla del aumento de las inversiones públicas, pero en la realidad lo cierto es que Hacienda no transfiere los fondos necesarios al MOPC. El problema está en que buena parte de los recursos depende de préstamos internacionales. Entonces, el dinero está y no está”, manifestó Ana Lucy Porro, de la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco).

El ministro de Hacienda expresó en su momento que el presupuesto del MOPC saltaría de G. 1,2 billones a G. 1,9 billones, de forma a ejecutarse la mayor cantidad de obras públicas.

Los constructores aducen, sin embargo, que a cuatro meses de iniciado el año las obras públicas no logran el dinamismo esperado y el ministerio que tiene a su cargo las tareas habla de falta de transferencia de fondos.

El titular de la Cámara Paraguaya de la Vivienda e Infraestructura (Capavi), Julio Mendoza, advirtió que la crisis financiera repercutirá en las exportaciones paraguayas.

“Hay una protección de los mercados internos argentinos y brasileños más radicalizados ahora. A esto hay que agregar el mal año agrícola, por la sequía, el problema de la aftosa, que cerró los mercados a la carne, y el menor ingreso de divisas desde España, donde la desocupación es la más grande en muchos años. En este panorama no queda otra que acelerar las inversiones en obras públicas y privadas”, apuntó el empresario.

Mendoza volvió a insistir que en el caso de Hacienda y de la Municipalidad se puede notar una suerte de contradicción, ya que la secretaría de Estado, si bien habla de expandir la inversión en obras, sus desembolsos no tienen el nivel requerido.

“En el caso de la Municipalidad de Asunción, mientras el intendente habla de que los inversores del sector de la construcción tienen en esa institución las puertas abiertas y todo el apoyo; lamentablemente, algunos legisladores pretenden paralizar la construcción de algunos edificios que se están erigiendo en el marco de una legislación que está vigente desde el 2004, que permite edificios de altura sobre esta arteria”, dijo el titular de Capavi.

La Municipalidad requiere a Hacienda el pago de unos G. 120.000 millones (US$27 millones) que le debe en el marco de la Ley de Capitalidad para destinarlos totalmente a inversiones en la ciudad.

Por su parte el MOPC necesita fondos por G. 900.000 millones (US$203,5 millones) para contrapartida de créditos externos que deben ser destinados a distintos proyectos de construcción, pero que hasta ahora Hacienda solamente procedió a reprogramar G. 128.000 millones aproximadamente, por lo que varias obras corren peligro de no ser ejecutadas.

Culpan a la baja ejecución. El Ministerio de Hacienda, saliendo al paso de los reclamos, aseguró, sin embargo, que existen recursos para llevar adelante los proyectos de inversión y que la rapidez en la ejecución depende solo del esfuerzo que pongan las entidades públicas.

El ministro Borda culpa a entidades por la baja ejecución de inversiones públicas. Sobre el requerimiento de la Municipalidad de Asunción en concepto de la Ley 3941/2010 de “Capitalidad”, la secretaría de Estado afirmó que “no corresponde, ya que se han cancelado todas las obligaciones no prescritas desde la fecha establecida por dicha normativa legal”.