Santiago. El consumo chileno de bebidas en el tercer trimestre creció un 4,5% gracias a un aumento en la facturación de bebidas no gaseosas y saludables, tales como isotónicas, a base de té, aguas, jugos y néctares.

Asimismo, la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (Anber) registró un incremento en las ventas acumuladas a septiembre, con 1.726 millones de litros, y con un incremento interanual de 4,1%.

Para el presidente de Amber, Francisco Diharasarri, el aumento de bebidas emergentes de debe a las exigencias de los nuevos consumidores que “están conscientes de lo importante que es mantener una dieta equilibrada y saludable, en consecuencia optan cada vez más por productos que poseen estas características”, subrayó.

Resultados por categoría. En el tercer trimestre, las bebidas isotónicas para deportistas tuvieron una expansión del 30,1%, hasta llegar a los 9,9 millones de litros, y con el 0,6% de las ventas.

Por su parte, la categoría de aguas minerales, purificadas y saborizadas, crecieron 8,8%, con un consumo de 186 millones de litros , con el 10,8% del total de las ventas.

Por su parte, la categoría jugos y néctares mostró un alza de 17,9%, llegando a los 165 millones de litros entre a septiembre de este año. Los jugos y néctares equivalen al 9,5% de la venta de la industria.

Las bebidas en base a té, mostraron un alza del 43,6% a septiembre, con ventas de 3,2 millones de litros, con una participación de 0,2% en las ventas totales.

Por su parte las bebidas gaseosas registraron un alza de 1,8% al tercer trimestre de 2011 llegando a 1.363 millones de litros a septiembre.

Para Amber la desaceleración de las bebidas gaseosas se debe a la consolidación que tienen en el mercado con el 78,9%de participación, por lo que estiman que productos como las bebidas a base de té tengan "un elevado potencial de crecimiento".