Santiago. Entre enero y septiembre de este año, los chilenos compraron 1.912 millones de litros de bebidas gaseosas, aguas, jugos y néctares, bebidas para deportistas y té, un 10,1% más en relación al mismo período de 2011, de acuerdo con el balance entregado por la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (Anber).

El presidente de Anber, Francisco Diharasarri, explicó que el alza se debería en gran medida al continuo aumento de categorías como bebidas para deportistas, aguas, jugos y néctares y las bebidas en base a té.

“Hemos visto que estamos ante un consumidor cada vez más sofisticado y exigente, (...) pues busca productos más específicos de acuerdo a la ocasión. Esto se ve claramente en el aumento de la demanda de bebidas para deportistas, ya no basta con un líquido, sino que debe ser uno especial para esa necesidad”, sostuvo el ejecutivo.

1886

Este crecimiento sostenido se ve favorecido, además, por la continua innovación y lanzamiento de nuevos productos y variedades de bebidas.

El crecimiento de la economía y el bajo nivel de desempleo son factores que también inciden en este aumento. “En estos períodos, crece la demanda de bienes no durables y en particular de alimentos y bebidas, en especial de aquellos más sofisticados”, detalló Diharasarri. 

Resultados por categoría. El consumo de bebidas para deportistas creció 51,3% en el período, comparado con el año anterior, lo que se traduce en la compra de 14,9 millones de litros.

1887

Según explicó Diharasarri “cada vez se ven más corridas y preocupación por el estado físico. En el mercado de las bebidas refrescantes, se traduce en que surge esta nueva necesidad de productos específicos para acompañar a quienes hacen deportes”. 

Las aguas -con sus tres variantes: minerales, purificadas y saborizadas-, son la segunda categoría con mayor crecimiento. La venta total fue de 235 millones de litros, lo que representa un alza de 20,9%.

Las bebidas a base de té, la categoría más nueva de la industria, siguen creciendo en popularidad entre los consumidores, los que consumieron 3,7 millones de litros en el período, 13,9% más que en los primeros meses de 2011.

1888

Los jugos y néctares mantienen su tasa de expansión, al aumentar 16,7% (y sumando ventas por 192 millones de litros). En enero-septiembre de 2011 crecieron 17,9%, en comparación a igual lapso de 2010. 

Las gaseosas anotaron un aumento de 7,5%, llegando a los 1.466 millones de litros entre enero y septiembre.