Santiago. El consumo total de bebidas refrescantes (gaseosas, aguas, jugos y néctares, bebidas para deportistas y bebidas a base de té) registró un alza de 5,9% en el primer semestre del año respecto del mismo período del año 2009, alcanzando los 1.121 millones de litros.

El Presidente de la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (Anber), Francisco Diharasarri destacó que este crecimiento se explica por la recuperación de la economía y el efecto positivo que tuvo el Mundial en el consumo. De hecho entre abril y junio, el consumo de bebidas refrescantes creció 7,6%, mientras que entre enero y marzo había crecido 4,6%.

“La industria de bebidas refrescantes ha mostrado una fuerte recuperación este año, creciendo por sobre la economía y, en particular, al ritmo del Consumo de Bienes No Durables. Más aún con el efecto positivo que ha tenido el Mundial sobre el consumo”, señaló Diharassari.

A esto se agrega - a su juicio - el éxito que ha tenido el esfuerzo de la industria en innovación de productos y formatos, el fortalecimiento del canal tradicional y la implementación de nuevos sistemas de logística. “Esta estrategia unida al mayor crecimiento económico, han hecho posible el acceso de sectores socioeconómicos medios y bajos al consumo de bebidas refrescantes”, subrayó. 

Resultados por categoría. Las bebidas gaseosas experimentaron un alza de 4,6%, con 904 millones de litros vendidos. Este es un mercado de gran madurez, pero que sigue creciendo a tasas interesantes,producto del acceso de grupos socioeconómico bajos a su consumo y la innovación, entre ellos la ampliación de formatos retornables e individuales con cantidad de sabores. Esta categoría representa el 80,7% del total de las ventas de la industria.

Los jugos y néctares anotaron un crecimiento de 11,2% frente al primer semestre de 2009 y sumaron ventas por 87 millones de litros. Los jugos y néctares equivalen al 7,7% de la venta de la industria. Esta categoría siguió fortaleciéndose gracias a la incorporación de nuevos formatos y sabores asociados a frutas, y productos saludables adaptados a las necesidades nutricionales de los escolares.

En el mismo período, las aguas (con sus tres variantes: minerales, purificadas y saborizadas) mostraron un alza de 12,1%, totalizando un consumo de 123 millones de litros, lo que equivale a un 11% de las ventas totales de la industria.

Aunque esta categoría ha realizado un importante esfuerzo en innovación de formatos y productos saborizados, este semestre el comportamiento estuvo influido por el “efecto terremoto”, considerando el rol fundamental que cumplió la industria para abastecer las zonas afectadas por el terremoto y tsunami de febrero.

"La industria cumplió un papel muy relevante en esta emergencia, no sólo porque los canales tradicionales permitieron el abastecimiento de zonas que no tenían agua, sino también porque las empresas de la industria donaron una cantidad relevante de agua a las zonas más afectadas”, explicó el presidente de Anber.

Un sector interesante y con gran potencial de crecimiento es el de las bebidas para deportistas, representadas por las marcas Gatorade y Powerade, que en el primer semestre registró un crecimiento de 26%. Las ventas de estas bebidas alcanzaron 5,2 millones de litros y representaron un 0,5% de las ventas totales.

“El crecimiento de esta categoría refleja la sofisticación que han alcanzado los consumidores, que hoy demandan bebidas específicas para cada necesidad, especialmente en los sectores ABC1 y C2 asociados al tiempo que éstos s dedican a la actividad deportiva y al aire libre”, explicó Diharasarri. Muestra de ello es que las bebidas para deportistas tuvieron un crecimiento promedio en los últimos 13 trimestres de 34,2%.

Las bebidas a Base de Té prácticamente no crecieron en el primer semestre, alcanzando un -0,9%, con ventas de 1,6 millones de litros en el período, representando el 0,1% de las ventas de esta industria. “Esta es la categoría más nueva de la industria y en el futuro esperamos continuar construyendo el hábito del consumo de té frío”, explicó el Presidente de Anber. 

Balance y perspectivas. A la luz de estos resultados, el presidente de Anber hizo un balance positivo, proyectando que el sector seguirá al alza este año, con crecimientos por sobre el consumo de bienes no durables de la economía. 

“Los positivos resultados del primer semestre confirman que las bebidas refrescantes han sido un elemento fundamental en la canasta básica de millones de hogares, cumpliendo una función clave como es la hidratación, sobre todo en momentos delicados como el terremoto de febrero último”, sostuvo el presidente de Anber. 

Diharasarri destacó que “a pesar de que la industria también sufrió los efectos del terremoto con varias plantas afectadas, logró sobreponerse rápidamente y gracias a la fuerte presencia de la industria en el canal tradicional, se pudo abastecer zonas que carecían de suministro, cumpliendo un rol clave en abastecimiento de agua en las zonas más afectadas”. 

El ejecutivo subrayó que la innovación seguirá siendo una prioridad en el sector por lo cual se puede esperar más novedades en cuanto a formatos, sabores y productos, asociados a un estilo de vida saludable acorde a las necesidades de los consumidores.