El consumo de electricidad en Argentina alcanzó en enero un máximo histórico al crecer un 5,6% interanual, impulsado por las altas temperaturas registradas en pleno verano, informó este viernes la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

La temperatura media de enero superó el promedio histórico, de acuerdo con el organismo, lo que aumentó fuertemente el uso de electrodomésticos como los equipos de aire acondicionado.

La demanda neta total del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) en enero fue de 12.334,3 gigavatios por hora (Gwh), lo que significó un alza del 4,3% respecto del mes anterior.

La principal fuente de energía en enero fue la térmica, con el 64,91%, mientras que el aporte hidroeléctrico fue del 28,04% de la demanda y el nuclear del 5,32%.

Las mayores distribuidoras de energía de Argentina son Edenor, Edesur y Edelap.