El consumo de electricidad en Argentina subió un 0,9% interanual en enero, anotando una demanda récord y cortando una racha adversa de cinco meses, dijo el jueves la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

El organismo señaló que el consumo eléctrico, con temperaturas inferiores a las registradas en igual período de 2016, tuvo alzas destacadas en usuarios residenciales con un 0,4% y comerciales con 4,3%, mientras que los industriales representaron una baja de 2,4%.

La demanda neta total del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) fue de 12.442,3 gigavatios por hora (Gwh) en el primer mes del año, lo que implicó un crecimiento intermensual de 5,9% ante diciembre anterior.

Representa un récord de consumo en términos nominales, ubicándose por encima de enero de 2016 (12.334,3 Gwh) y diciembre de 2013 (12.278,1 Gwh). La economía argentina arrastra una prolongada recesión.

"La temperatura media de enero fue de 25,7 grados centígrados, mientras que en el mismo mes del año anterior fue 26,1, y la histórica del mes es de 24,5 grados", dijo el reporte.

El informe detalló que la principal fuente de energía en enero fue la térmica, con un aporte de un 66,8%; mientras que el aporte hidroeléctrico fue de un 25,4% de la demanda y el nuclear de un 4,9%.

Las generadoras de fuentes alternativas (eólicas y fotovoltaicas) produjeron el 1,9% del total y la importación representó el 0,9%.

Las mayores distribuidoras de energía de Argentina son Edenor, Edesur y Edelap.