El consumo de energía en Brasil aumentó un 4,2% en 2012 respecto al 2011, según el informe del Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) divulgado este lunes.

En el mes de diciembre, el consumo de energía en Brasil aumentó un 6,3%, algo inusual por la época del año (verano) pero que el ONS atribuyó al fuerte aumento de las temperaturas en las regiones del sureste, el centro-oeste y el sur del país.

"Es importante destacar que la incorporación de nuevos aparatos de refrigeración y ventilación para el uso residencial y comercial, como resultado de una mejoría de la renta y de la política de estímulo fiscal, ha provocado que la carga sea todavía más sensible a las oscilaciones de temperatura y sensación térmica", apunta el informe.

Así, el Nivel de Utilización de la Capacidad Instalada (NUCI) de la industria aumentó del 84% al 84,1% entre noviembre y diciembre, y se mantuvo ligeramente por encima de la media histórica de los últimos cinco años, ubicada en el 83,6%.

Por zonas, la mayor alza en la comparación anual fue en el subsistema del nordeste de Brasil, donde el consumo energético en 2012 creció un 7,2%, provocado por "el mantenimiento del desarrollo económico de la región y el peso de la energía en las clases comercial y residencial, reflejo del incremento de renta familiar y del avance del trabajo".

Ya las regiones sur y sureste, las más ricas del país, aumentaron un 5,1% y 3,6% respectivamente, mientras que en la parte norte de Brasil, el consumo de energía en 2012 fue un 1,2% superior a la del año anterior.