Río de Janeiro. El consumo de energía eléctrica en Brasil se recuperó en 2017, pese a que la demanda sigue siendo inferior a la registrada en 2014, previo a la crisis económica que sufrió el país en 2015 y 2016, informó este martes la estatal Empresa de Pesquisa Energética (EPE).

En un comunicado, la EPE aseguró que los números del consumo de electricidad mostraron un alta, especialmente en la segunda mitad del año. No obstante, aseguró que la recuperación ha sido lenta, lo que atribuyó a la aún débil situación económica de Brasil y al aumento de las tasas para los consumidores.

"El consumo nacional de electricidad está todavía por debajo de los niveles observados en el 2014, a pesar de la recuperación observada en los últimos meses" señaló la empresa.

Asimismo, el ente estatal destacó las sucesivas caídas del consumo industrial "influenciado por el entorno económico desfavorable", mientras que el comercio y las residencias tuvieron avances más pequeños que en años anteriores.

Según la EPE, el consumo acumulado hasta octubre de este año es de 462.351 gigavatios/hora, lo cual supera a los 460.078 GWh de 2016, los 464.085 GWh de 2015 y los 474.823 GWh en el año 2014.

En su informe, la EPE señaló que en 2017 hubo un crecimiento en los sectores industriales y residenciales, mientras que se registró estabilidad en el segmento comercial.

La industria representa alrededor del 35% del consumo eléctrico de todo Brasil, seguida por los hogares, que representan casi el 30%.