El petróleo ocupó el primer lugar en el uso de la energía al alcanzar el 50,2% del total de la matriz energética de América Latina y el Caribe en 2009 y junto con el carbón conformaron el 80,1%.

Esto según un informe elaborado por el Sistema Económico Latinoamericano y el Caribe (SELA) presentado este jueves por el Secretario de la organización José Rivera Banuet en rueda de prensa.

Según Rivera Banuet, el alto consumo energético es una traba para el desarrollo en la economía verde que pretende avanzar en la región.

Ante esto, la autoridad analizó los recursos energéticos con los que se cuenta la zona, la situación actual de las energías y sus usos.

Según los datos presentados en el informe, el consumo de petróleo en la región aumentó de 10,2% en un año, mientras que el gas bajó de 26% a 23,9% y como novedad aparece el uso de la leña con 5,4% superando a otros tipo de energías, lo que pudiera ser un indicio del crecimiento de la población que utiliza este combustible para la cocción de alimentos, la calefacción y otros uso en el hogar.

Al analizar la matriz energética presentada por el SELA se puede concluir que el consumo de Ecuador es la que muestra la mayor concentración en petróleo de América Latina y el Caribe (ALC) con 89,62%; en Trinidad y Tobago el 82,28% del total de la energía utilizada proviene del gas natural. En tanto, Colombia cubre con carbón mineral el 47,11% de su energía.

Adicionalmente, en Barbados, Brasil, Cuba, Ecuador, México, Suriname y Venezuela, el petróleo es el combustible dominante en sus respectivas matrices energéticas.

Esta preponderancia, según el texto, se refleja en la matriz consolidada de ALC, donde el petróleo representa el 50,24% del total de la matriz energética.

Por otro lado, la matriz energética de ALC por países y tipo de combustible muestra que históricamente, 7 países han representado más del 92% de la energía producida por ALC entre el período de 2005 a 2009 mientras que el restante 7,6% se reparte entre los otros 19 países.