El consumo de energía en Panamá se acerca cada vez más al límite de la capacidad de generación. Hasta julio de este año, los usuarios del sistema eléctrico utilizaron un total de 4,149 millones kilovatios por hora (kWh), un 8.5% más que en el mismo periodo del año pasado.

Del total, 1,300 millones de kWh fueron empleados por el sector residencial, 1,901 millones de kWh por el sector comercial y 159 millones de kWh por la industria, según informes de la Contraloría.

La energía utilizada en estos primeros siete meses del año está muy cerca de lo que se generó en el país, 4,613 millones kWh. El mayor gasto de energía de 2012 se registró en julio, con 618 millones kWh, reporta el periódico Panamá América.

Este año, la Secretaría de Energía recomendó a ETESA que realice un acto de compra de potencia y/o energía a corto plazo para que las empresas de distribución cumplan con las obligaciones de contratación de energía de sus clientes para el año 2013, 2014 y 2015, acto respaldado con generación térmica.

La resolución indica que, en la actualidad, la capacidad instalada en el parque de generación del Sistema Interconectado Nacional es de 2,283 megawatts (MW), de los cuales, 1,627 MW corresponden a potencia firme, pero debido a la indisponibilidad de algunas unidades de generación térmica e hidroeléctrica, se han reducido los niveles de generación instalada a un límite muy cercano a la demanda de energía, viéndose mermada la garantía para la prestación eficiente, continua e ininterrumpida del servicio público de electricidad.