Continental Airlines ha incorporado a su gama de servicios un acuerdo con Assist-Card, la mayor organización en el mundo de asistencia al viajero.

Dicho acuerdo permitirá que todo ticket comprado en una oficina de boletos de Continental Airlines o a través de una agencia de viajes, en cualquier país de Latinoamérica, tendrá la opción de un servicio de asistencia al viajero sin ningún costo adicional por las primeras 24 horas del viaje y sin importar el destino del mismo.

Al comprar su boleto, el cliente sólo tendrá que aceptar este servicio, que podrá usar sin costo adicional por el lapso ya señalado de 24 horas después de haber llegado a su destino y que podrá extender a toda la duración de su viaje, si así lo desea.

“A través de Assist-Card, tarjeta de asistencia mundial ampliamente reconocida en América Latina, nuestros clientes tendrán un servicio adicional que no sólo les proporcionará seguridad y tranquilidad, sino que es completamente gratis por las primeras 24 horas de la llegada a su destino”, aseguró Roberto Girotti, Director de Mercadeo para América Latina de Continental Airlines.

“No importa si el viaje es el más sofisticado a un destino exótico y lejano o el más trivial a un país limítrofe: Assist-Card es, junto con el pasaporte y el pasaje, el documento indispensable para el viajero” comentó Claudio Darín, Gerente Regional de Marketing de la firma.

Continental concluye remodelación de aeropuerto. Asimismo, la empresa informó que concluyó la remodelación del terminal C del aeropuerto de Houston, luego de concluir un proyecto de remodelación y ampliación de las áreas de boletaje y documentación, filtros de seguridad, reclamo de equipaje y áreas aledañas a las aceras.

Con estas mejoras, los clientes de Continental podrán disfrutar de una mayor amplitud en el vestíbulo de boletaje, los tiempos de espera serán más cortos y con un mínimo de aglomeraciones y existirá una entrega más expedita de equipaje.

También se considera mayor comodidad y eficiencia a través de una serie de mejoras que facilitan el tránsito de pasajeros en las aceras, el vestíbulo y los filtros de seguridad.

El proyecto de renovación, realizado con una inversión de US $65 millones, se realizó mediante una asociación entre la ciudad de Houston y Continental Airlines. Los gastos de remodelación fueron sufragados por la ciudad y la gestión de la construcción estuvo a cargo de la compañía.