Excelsior.com.mx. El titular de la Comisión Nacional del Agua de México (Conagua), José Luis Luege Tamargo, informó que los pronósticos de lluvia para mayo, junio y julio son bajos, por lo que se mantiene la condición de emergencia nacional en materia de sequía que decretó el presidente Felipe Calderón el año pasado.

“La condición de emergencia nacional que usted detonó desde septiembre de 2011 se debe mantener; yo quiero hacer énfasis en que continuamos en una situación de emergencia y que, particularmente, las acciones para apoyar el abastecimiento de Sonora deben tenerse en esa condición de emergencia”, dijo.

Luege y Calderón recorrieron el Acueducto Independencia, acompañados por el gobernador de la entidad, Guillermo Padrés.

Dicho acueducto terminará de construirse en agosto y dotará de 75 millones de metros cúbicos de agua al año a esta zona, con una inversión de tres mil 388 millones de pesos.

Los funcionarios participaron en la reunión de Evaluación del Programa Integral de Atención a la Sequía, en que se dio a conocer que en la entidad se realizan 17 obras de infraestructura para hacer frente al fenómeno. A su vez, Padrés detalló que la inversión total de esas obras es de 12 mil 275 millones de pesos y su meta es poner a la disposición de la gente 943 millones cúbicos de agua.

Asimismo, Calderón resaltó que en circunstancias de escasez extrema, lo fundamental es garantizar el agua para consumo humano.

“Lo que sí debe quedar claro, sea el Proyecto Sonora Sí, o cualquier otro proyecto, es que el agua para consumo humano debe ser absolutamente prioritaria sobre cualquier otro tipo de uso, sobre el uso industrial o agrícola; el consumo humano es la prioridad en cualquier comunidad en México y en el mundo”.

E hizo énfasis en que quienes no comprendan esta circunstancia, “verdaderamente están fuera de cualquier sentido ético o lógico en el manejo de los recursos que son escasos”.

La declaración del Ejecutivo federal se da en medio de la controversia que surgió en la entidad por la oposición de los agricultores del Valle del Yaqui a la construcción del Acueducto Independencia, en el municipio de Hermosillo. Se trata de un sector que argumenta que el acueducto los privará del agua que emplean actualmente para la agricultura.

En ese sentido, el mandatario se pronunció por que “no se siga obstaculizando esta obra, que es de vida o muerte para Hermosillo”.

Habló del cambio climático, fenómeno provocado por la emisión de gases de efecto invernadero en todo el mundo, que está provocando un aumento en las temperaturas promedio en el planeta, situación que no tendrá solución inmediata.

“Donde hay sequía tenemos que realizar obras estructurales, algunas sin precedentes, para prevenir, para adaptar a los seres humanos a esas cambiantes circunstancias... en la sequía en la que estamos inmersos tenemos que hacer cosas de corto plazo y de muy largo plazo”, puntualizó el mandatario federal.