Con tono amable y tranquilo, pero con indignación, el líder de la Organización de Aviadores de Avianca (Odeaa), el capitán José María Jaimes, describe los salarios que paga la aerolínea a sus pilotos. Inconforme por las remuneraciones a los colaboradores de la compañía colombiana, el capitán y los demás agremiados cuentan cómo fue el incremento de impuestos que tuvieron de 2016 a 2017 y cómo, por cuenta de la reforma tributaria, solicitan un aumento en su actual paga.

Para todos los colombianos, el costo de vida este año se incrementó al menos 3%, pero para los aviadores de la aerolínea Avianca fue aún más sorprendente el aumento, debido a que gozaron de exenciones tributarias por los últimos 30 años, ayuda que el Gobierno eliminó en la última reforma tributaria. “Antes, la aerolínea nos pagaba sueldos brutos, pero por la reforma queremos que nos pague salarios netos. Nuestros ingresos se han reducido en 3% por la pérdida de poder adquisitivo, y otro 30 % por los gravámenes que debemos asumir ahora. Todo esto hace que nuestros ingresos sean 60 % menores que los de los demás pilotos de América Latina”, afirmó el capitán Jaimes sobre el decrecimiento que tuvieron sus salarios este año.

Debido a estas nuevas reglas de juego, la Odeaa, que reúne 800 pilotos no sindicalizados, decidió el pasado mes sentarse 20 días a negociar con la compañía. Y aunque los plazos de diálogos no han vencido aún, los aviadores decidieron implementar a partir de este viernes la operación Cero Trabajo Suplementario de manera indefinida, estrategia a la que no se recurría desde las últimas conversaciones, en 2013.

Fueron varias las razones que presentó el gremio para llegar a esta decisión. Sin embargo, la primera de la lista se relaciona con el grupo nombrado por Avianca para negociar, pues, según asegura el capitán Jaimes, no tiene la capacidad monetaria para resolver las solicitudes de los pilotos ni cuenta con el tiempo necesario para emprender un “justo” período de negociación.

Con cifras en mano, el líder los aviadores dice que los sueldos que cobran están 45 % por debajo de los de pilotos de Avianca Perú, con quienes se comparan. No obstante, la compañía argumenta que en el país vecino los aviadores asumen el pago de una tasa tributaria de 42%. Además, que sus pilotos en Colombia son el 10 % del total de la planta de personal en el país y representan el 40 % del costo laboral de la compañía. De acuerdo con cifras de la aerolínea, en promedio, la asignación salarial de un piloto en Avianca es de $22’700.00 y la de un copiloto de $12’500.000, lo que los convierte en los aviadores mejor pagados de Colombia. Adicionalmente, según la compañía, tanto los trabajadores como los familiares -de hasta tercer grado de consanguinidad- cuentan con beneficios en los tiquetes, como cupo confirmado, acceso a clase ejecutiva y 100% de descuento.

Ante el plan que acordaron los pilotos de limitar sus labores a aquellas para las que fueron contratados y no mostrar proactividad para agilizar los vuelos, el presidente ejecutivo y CEO de Avianca, Hernán Rincón, respondió que desea llegar a un acuerdo justo y responsable para ambas partes.

No obstante, las peticiones de la asociación fueron claras y el capitán Jaimes afirmó que no piensa ceder hasta que los directivos de la compañía hagan un ofrecimiento interesante. Se espera que esta medida no afecte las operaciones de la aerolínea y no se dé lugar a una situación de pánico entre los usuarios, pues son ellos quienes tendrían que sufrir las diferencias entre Avianca y sus pilotos.