La Contraloría General del Estado comenzó el viernes pasado el examen especial a las operaciones administrativas y financieras de la aerolínea pública Tame, que corresponden al periodo del 1 de enero del 2011 al 30 de mayo del 2014, informaron fuentes de la entidad de control.

El examen se realiza con cargo a imprevistos, pues este tema no constaba en la planificación anual de la institución y podría durar al menos 90 días.

El sábado, el presidente Rafael Correa dijo que había pedido que se realizara la auditoría a la empresa pública, luego de que fuera informado sobre pérdidas que ascenderían a US$3 millones.

Correa explicó que la administración anterior le había presentado un informe en el que se aseguraba que tuvieron utilidades por US$1,3 millones, pero que la nueva administración develó que más bien hubo pérdidas por US$3 millones.

Fernando Guerrero, gerente que está en funciones desde enero del 2014, explicó que hace pocos días se reunió con el presidente Correa y le explicó el tema de las pérdidas.

Guerrero fue el remplazo de Rafael Farías Pontón, quien había asumido el cargo en noviembre del 2011.

Según Guerrero, en esa cita con Correa también debió dar un informe sobre las tarifas que se cobran en los vuelos a la provincia de El Oro, debido a que el presidente consideraba que eran demasiado caros, sobre todo considerando que actualmente existe un subsidio a la gasolina para vuelos internos.

Guerrero ratificó que se ha dejado en US$100 la tarifa de ida y vuelta a El Oro hasta realizar un estudio de demanda. La promoción durará tres meses y se tomarán medidas definitivas.