Lima. El contralor General de la República, Nelson Shack, anunció este lunes que su equipo de trabajo realiza un gran esfuerzo para realizar una auditar el próximo año la Refinería de Talara. 

En el mes de febrero, el ente contralor advirtió de una serie de riesgos en el tercer financiamiento parcial del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT).

Según publicó Gestión, la Contraloría identificó dos riesgos principales en el préstamo de US$1.300 millones sin garantía del Estado, emitido por Petroperú junto a la española CESCE.

El diario peruano detalló que el préstamo -a reembolsarse en 20 años- sería para financiar la construcción de dos componentes de la refinería: las Unidades Auxiliares(UA) y los Trabajos Complementarios (TC). Ambos se terminarían de construir en el último trimestre del 2020.

Las inversiones que hasta diciembre de este año, tiene presupuestado Petroperú para estos dos componentes ascienden a US$893,3 millones y US$680,66 millones, respectivamente.

Ante esto, la Contraloría manifestó en su cuarto informe que logró identificar una primer riesgo de un posible incremento financiero a raíz de un descalce en los plazos de los dos contratos que maneja Petroperú.

Además, añade que un segundo riesgo está enfocado en un incremento de costos no precisados en los que incurriría la Refinería al momento de operar.

El contralor General, Nelson Shack, dijo que prevén que en no más de tres meses implementarán oficinas de control para revisar insitu el desarrollo de las obras. 

*Con información de Gestión.