Nueva York/Detroit. El Gobierno estadounidense posiblemente asumirá una pérdida en la oferta inicial de acciones de General Motors Co, dijeron seis personas familiarizadas con los preparativos de la salida a bolsa de la automotriz.

Ofertas posteriores de las participaciones del Gobierno podrían ser rentables dependiendo de la respuesta de los inversores a la cotización en bolsa de los papeles, indicaron las fuentes.

Pero la interrogante sobre si los contribuyentes finalmente recuperarán el rescate de US$50.000 millones que el Gobierno ofreció a GM podría quedar pendiente por años, señalaron las fuentes.

Pueden pasar más de tres años para que el Departamento del Tesoro venda el resto de su participación en GM luego de la oferta inicial, dijo una fuentes.

Una decisión de fijar el precio de las acciones iniciales de GM por debajo del costo a los contribuyentes seguiría la práctica en Wall Street de ofrecer un descuento a los primeros inversores en acciones nuevas.

Los preparativos para la salida a bolsa de GM siguen siendo confidenciales. Tanto GM como el Departamento del Tesoro han declinado ofrecer comentarios, citando restricciones de los reguladores de valores estadounidenses.

El Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, se ha comprometido a salir de su inversión en GM tan pronto como sea posible, aunque se ha resistido a indicar si los contribuyentes podrán recuperar su inversión de manera íntegra.

El portavoz del Departamento del Tesoro Mark Paustenbach declinó comentar. El portavoz de GM Tom Wilkinson tampoco ofreció comentarios.