Ciudad de Panamá. La filial latinoamericana del grupo español Codere, que opera los Crown Casinos en Panamá, pidió la situación de preconcurso de acreedores, al igual que hizo la matriz el pasado 2 de enero, según la información remitida a la Comisión Nacional española del Mercado de Valores (CNMV) y que reportan medios españoles.

De acuerdo a la página web de la empresa, Codere gestiona en Panamá un amplio abanico de negocios: terminales de juego, casinos, salas de apuestas y un hipódromo. Los resultados de estas áreas de actividad tienen una progresión de crecimiento lenta pero firme, que se ven impulsados por las mejoras continuas que Codere realiza en sus instalaciones.

Para el 2012, el operador de casino mantenía 3.275 terminales de juego, 12 salas de juego, 73 puntos de apuesta, además de las operaciones en el hipódromo Presidente Remón. Para esta misma fecha reportó ingresos por el orden de los U$125 millones.

En agosto de 2010 la Compañía cerró la compra de la participación del 63,6% de Thunderbird Resorts en seis casinos que operan bajo la marca Fiesta. Estas operaciones han permitido a Codere situarse como el líder en el mercado panameño, duplicando la oferta de juego que hasta entonces ofrecía a sus clientes.

Actualmente, la empresa opera el Crown Casino Sheraton, el Crown Casino Continental, el Crown Casino Granada, el Crown Casino Plaza Mirage, el Crown Casino Colon2000 y el Hipódromo Presidente Remón.

A principios de año, Codere solicitó el preconcurso de acreedores tras el análisis de la situación financiera y la previsión de tesorería a corto plazo y ante las dificultades para afrontar los vencimientos más próximos.

El grupo adoptó esta decisión ante la imposibilidad de pagar 127 millones de euros (unos US$172 millones) a sus prestamistas debido al déficit de caja existente, tras afrontar cambios regulatorios en varios países, fundamentalmente México y Argentina.

El 9 de enero, Codere acordó con sus acreedores prorrogar el pago de la deuda hasta el jueves, una fecha límite que podría extenderse hasta el 15 de abril en función del "cumplimiento de ciertas condiciones ligadas a la evolución de las negociaciones y alcance de un acuerdo con los bonistas", según la información remitida a la CNMV.

Estas condiciones no se cumplieron, por lo que no pudo extenderse el periodo de prórroga, a pesar de lo cual ambas partes continúan en negociaciones. Además de Panamá, Codere está presente en Argentina, Brasil, Colombia, México y Uruguay, así como España e Italia y cotiza en la bolsa española.