La situación económica, social y política por la que atraviesa América Latina generará que la compañía centroamericana Copa Airlines proyecte un crecimiento mesurado para 2016.

En entrevista, Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de Copa Airlines, señaló que los pronósticos de expansión para el siguiente año son mínimos.

Sin embargo, dijo que se consolidarán las rutas que recién se han anunciado.

En el caso de México, el directivo destacó que se llevarán a un punto de equilibrio las rutas Puebla-Panamá y Villahermosa-Panamá, aunado a que se mantendrán los servicios al DF, Guadalajara, Monterrey y también Cancún.

Además, se agregará un vuelo a los seis que regularmente se operan entre el Centro de Conexión en Panamá y el destino del Caribe mexicano durante la temporada de invierno, en tanto que en la Ciudad de México la empresa se mantendrá con cinco vuelos al día.

El directivo destacó que la ruta México-Panamá continuará siendo atendida por un Boeing 773-800 Next Generation, mientras que las rutas de menor densidad tendrán el Embraer 190, con menor capacidad, ya que “el plan es mantenernos con esa combinación de aeronaves”.

Mejores aires. Heilbron estimó que para 2017 la región mostrará mejores signos de crecimiento, lo que incentivará de esta manera el tráfico aéreo.

“Para 2016, todavía lo vemos como un año en el que debemos manejar la empresa de forma muy responsable y por ello el crecimiento será mínimo”, expuso.

Ante este panorama dijo que no habrá inversiones para proyectos nuevos, sino los que se han venido realizando constantemente para la renovación de flota, además del fortalecimiento de su programa de lealtad.