Ciudad de Panamá. La compañía aérea panameña Copa firmó este viernes un acuerdo con la constructora aeronáutica estadounidense Boeing para adquirir 61 aviones 731 MAX 8 y 9 por un monto de US$6,600 millones.

La transacción, en la que estuvieron como testigos los presidentes de ambos países, Barack Obama y Juan Carlos Varela, se firmó en Panamá, en el marco del foro empresarial que reúne a más de 700 hombres de negocios de las principales empresas del mundo; un evento que coincide con la IIV Cumbre de las Américas a la que asisten 33 mandatarios del continente.

Del lado de la aerolínea, el acuerdo fue firmado por el presidente de la junta directiva de Copa Holdings, Stanley Motta, y por el presidente Ejecutivo de Copa Airlines,  Pedro Heilbron. Mientras que del lado del constructor,  el documento fue firmado por el CEO y Presidente de la junta directiva de Boeing Jim McNerney, acompañado de David Joyce, presidente y CEO de GE Aviation.

Según Motta, la operación de compra le permitirá al grupo consolidar su liderazgo regional con la mejor flota de aviones y con servicios de primer mundo.

McNermey, por su parte, aseguró: “Copa tiene una historia de liderazgo en la industria de aviación de Latinoamérica, y esta compra muestra la dedicación a mejorar continuamente el desempeño, la satisfacción del cliente y la eficiencia.

Todos nosotros en Boeing estamos orgullosos de nuestra relación con Copa y de su trabajo para mantenerse como una de las aerolíneas más avanzadas del mundo”.

Según algunos estudios, las aerolíneas que operen los 737 MAX verán una mejora del consumo de combustible del 14% sobre la mayoría de aviones actuales de pasillo único y una mejora de 20% con respecto a los 737 Next Generation originales al momento en que estos entraron en servicio.

De acuerdo con ambas compañías, el modelo 737 MAX, que se basa en las fortalezas del 737 Next Generation actual, muestra algunas ventajas extra, como la incorporación de motores CFM internacional LEAP-1B de última tecnología, winglets de tecnología avanzada y otras mejoras para ofrecer la más alta eficiencia, confianza y confort para el pasajero en el mercado de pasillo único.

Según algunos estudios, las aerolíneas que operen los 737 MAX verán una mejora del consumo de combustible del 14% sobre la mayoría de aviones actuales de pasillo único y una mejora de 20% con respecto a los 737 Next Generation originales al momento en que estos entraron en servicio.

El 737 MAX 8 tendrá, asimismo, una ventaja del 8% de costo operativo sobre el A320neo y contará con el nuevo Boeing Sky Interior, que Copa ayudó a lanzar en su flota de 737 Next Generation.

Con esta compra, Copa Airlines se suma a 57 clientes más de todo el mundo que tienen órdenes de pedido de 2,714 aviones.

Motta dijo que Copa Airlines utilizará las aeronaves para remplazar las más antiguas en su flota y apoyar sus planes de tener un crecimiento continuo convirtiéndose en la primera aerolínea en la región que operará el 737 MAX 9 en rutas a Sudamérica

“Los aviones 737 Next Generation son la columna vertebral de nuestra flota actual, y nuestra orden para los aviones 737 MAX demuestra nuestro compromiso continuo con el futuro para unir a la gente a lo largo de las Américas usando los aviones más modernos y eficientes en el cielo”, agregó el ejecutivo.