La reapertura de Corea para las carnes uruguayas que se concretará en menos de tres meses representa en esta oportunidad un mercado con fuertes posibilidades para colocar cortes de alto valor e incluso como alternativo si las ventas que se efectúan para Europa son afectadas por la crisis, revelaron fuentes del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Es un mercado que paga muy bien por las carnes de alta calidad, como lomo, bife, cuadril, bife ancho y cortes con buen marmoreo, es decir, carnes que tienen una buena infiltración de grasa, como por ejemplo las procedentes de la raza japonesa Wagyu y sus cruzamientos.

Uruguay coloca actualmente carnes termoprocesadas (cocidas) en Corea, pero vendió diferentes carnes hasta la aparición de la fiebre aftosa en 2001. En 2000 se exportó por US$12,6 millones, de los cuales casi US$11 millones correspondió a carnes bovinas y US$1,2 a menudencias.

Ese año hubo una gran diversificación que incluyó cortes muy variados del delantero y trasero de carnes con y sin hueso (aguja, asado, recortes, cogote, entraña, garrón, bifes, lomos, peceto y nalga). En volúmenes menores también se le vendió tendones, ligamentos y membranas para uso industrial.

En la alimentación coreana la carne es un producto considerado de lujo. Comen una carne ultra tierna y grasosa, lo que precisamente se obtiene con carnes de buen marmoreo.

La carne en Corea se sirve en fetas en ensopados o cocinada como un bife de “vuelta y vuelta”, junto a otros alimentos en base a mucha verdura.

Corea registra un consumo per cápita de menos de 12 kilos anuales, extremadamente bajo en relación a Uruguay, que es el primero en el mundo con 60,2 kilos per cápita.

Un estudio efectuado en ese país determinó que el consumidor coreano le otorga gran importancia a la condición de producción natural de las carnes. Para ese país resultan relevantes los sistemas de producción de los ganados y en ese marco el marmoreo de la carne se convierte en una característica importante.

Este factor se entiende como determinante por el cual se registra una mayor demanda de ganados alimentados a granos.

Por otra parte, fuentes de la industria local que valoran la importancia de reabrir ese mercado, consideran que es un país que está fuertemente influenciado por la carne australiana que es más competitiva que la uruguaya, entre otras razones porque tiene ganados y fletes más barato.

El gerente general de Tacuarembó/Marfrig, Marcelo Secco, sostuvo que primero habrá que ver cuáles son las condiciones de acceso a ese mercado, considerando que solo podrán ingresar carnes desosadas.

Convenio del BROU con el país asiático. En el marco de la visita efectuada por una comitiva oficial a Corea, el presidente del Banco de la República (BROU), Fernando Calloia, suscribió un convenio con el Korea Eximbank, que facilitará el intercambio de información y cooperación que, además, comprenderá líneas de crédito para financiar inversiones en ambos países.

En breve se establecerán líneas de crédito para que los inversores coreanos en Uruguay –y viceversa– puedan financiar sus negocios. “Es un convenio preliminar”, dijo Calloia.