Santiago. Los accionistas del banco chileno Corpbanca aprobaron una ampliación de capital de unos US$900 millones mediante la capitalización de utilidades retenidas y la emisión de nuevas acciones, en una operación que apunta a reforzar sus planes de crecimiento.

La decisión se tomó en momentos en que el controlador de Corpbanca, la familia local Saieh, negocia con el estatal Banco do Brasil, el mayor banco de América Latina por activos, para que ingrese al capital del chileno.

A principios de diciembre de 2010, Corpbanca dijo que esperaba que el eventual ingreso del gigante brasileño Banco do Brasil se concretara a fines del primer trimestre del 2011, aunque previamente se debían cumplir una serie de trámites.

Ese ingreso sería a través de un aumento de capital.

Corpbanca detalló que la capitalización de utilidades retenidas será por CH$106.869 millones (unos US$220,4 millones).

Además, se emitirán 40.042,8 millones de acciones a un valor aún no definido, equivalente al 15% del total del nuevo capital accionario.

Al precio de los títulos de la entidad y tipo de cambio de este jueves, ese total de acciones implicaría unos US$678 millones.

"Este aumento de capital responde a que hay opciones de negocios (...) Pensamos que es un buen momento de emisión de capital porque creemos que el país viene con crecimiento en los próximos cuatro años, no se ven nubarrones", dijo Mario Chamorro, gerente general del banco.

El directivo estimó que el proceso de aumento de capital podría estar completado durante el primer semestre del 2011.

Los accionistas facultaron al directorio de Corpbanca para fijar el precio de colocación de las nuevas acciones, las que podrán ser ofrecidas tanto en Chile como en el extranjero, especialmente en el mercado de valores de Estados Unidos.

Se abre puerta al Banco do Brasil. Corpbanca había mencionado anteriormente que el nuevo aumento de capital no tiene relación con las conversaciones informales y preliminares mantenidas con Banco Do Brasil, aunque precisó que ello no impedía que ese banco pueda participar en la adquisición de las nuevas acciones.

Los dueños de Corpbanca no se pronunciaron en la junta de accionistas sobre si comprarían acciones en la operación.

La firma chilena había admitido en septiembre de 2010 que el eventual ingreso de Banco do Brasil sería en calidad de accionista minoritario y por no más del 10%, lo que podría implicar un desembolso de unos US$400 millones a US$500 millones, según cálculos de analistas.

A principios de diciembre de 2010, Chamorro dijo que esperaba que el eventual ingreso del gigante brasileño se concretara a fines del primer trimestre del 2011, aunque previamente se debían cumplir una serie de trámites.

Banco do Brasil, que ya adelantó que prevé comprar participaciones de firmas en Chile, Perú y Colombia, está creciendo en el exterior por una mayor competencia en su país en áreas como la banca minorista, corporativa y el mercado de seguros.

El grupo compró en abril del 2010 una participación controladora de Banco Patagonia de Argentina y en noviembre reveló una alianza con el brasileño Banco Bradesco y el portugués Banco Espirito Santo para expandirse en Africa.