Quito. El presidente de Ecuador Rafael Correa dijo durante el fin de semana que ya está lista una nueva ley de hidrocarburos y que la enviará al parlamento.

La ley permitirá al gobierno acelerar el cambio para pasar de contratos de producción a contratos de servicio para las compañías petroleras que operan en Ecuador.

"La reforma de la ley de hidrocarburos está lista. Será enviada a la Asamblea Nacional", dijo Correa durante su discurso semanal a los medios.

Correa dijo que espera cerrar las negociaciones de los nuevos contratos a finales de este año.

La Administración de Correa quiere acabar con los actuales acuerdos por cuota de producción y reemplazarlo por contratos de servicios, lo que supondría que las petroleras tendrían una tasa a la producción que incluye un reembolso por los costes de inversión, mientras que el Estado poseería el 100% del crudo y el gas producido.

Según Correa, el gobierno necesita los cambios legales para tener los instrumentos necesarios para la expropiación de operaciones petrolíferas privadas si las compañías se niegan a firmar nuevos contratos de servicios.

La semana pasada en Lima, Correa dijo que espera cerrar las negociaciones de los nuevos contratos a finales de este año.

Representantes del gobierno han dicho que las negociaciones darán prioridad a ocho contratos de cinco petroleras: la italiana Eni, la española Repsol YPF, la estatal Petrobras, Andes Petroleum, y PetroOriental de China.