Quito. Ecuador solicitará la anulación de un fallo que le obliga a pagar una indemnización de US$700 millones a Chevron Corp., dijo el fin de semana el presidente Rafael Correa. "Vamos a pedir la nulidad de esta monstruosidad", dijo en su discurso semanal al país.

La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, determinó el martes pasado que Ecuador debe pagar a Chevron hasta US$700 millones en daños e intereses debido a que los tribunales ecuatorianos demoraron demasiado en fallar sobre demandas comerciales interpuestas originalmente por Texaco -firma que Chevron adquirió en 2001- relacionadas con las operaciones petroleras de Texaco en el país durante la década de los noventa.

Correa indicó que Chevron está intentando desacreditar a Ecuador debido a que la compañía está preocupada por otra demanda ambiental, no relacionada, que presentaron en su contra habitantes de la región amazónica ecuatoriana, productora de petróleo.

Un experto designado por la corte estimó los pasivos de Chevron en ese caso en US$27.000 millones. Chevron impugnó la competencia del experto.