La corredora LarrainVial lamentó este martes la resolución de la chilena Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que le aplicó una multa de unos US$8,2 millones en el marco del proceso por el "caso Cascadas", el que a su vez recibió una multa por un valor de US$164 millones.

"Nos parece injusta y desproporcionada. La analizaremos con el cuidado y ponderación que ella requiere y ejerceremos todos nuestros derechos para acreditar nuestra total inocencia y la de nuestros ejecutivos", señaló la corredora en un comunicado.

La aplicación de la histórica multa por un valor de US$164 millones a los implicados en el llamado "caso Cascadas", entre ellos, Julio Ponce Lerou, exyerno del dictador Augusto Pinochet, fue impuesta tras constatar la SVS una serie de infracciones a la Ley de Mercado de Valores y a la Ley de Sociedades Anónimas por actuaciones y operaciones que tuvieron lugar entre los años 2010 y 2011.

Las "Cascadas" son cuatro sociedades de inversión a través de las cuales el empresario Julio Ponce Lerou -sobre el que recayó una multa de US$70 millones- controla Soquimich, la mayor empresa minera no metálica del mundo.

Tras formular cargos y realizar una amplia investigación la Superintendencia decidió sancionar a personas relacionadas a las sociedades Cascadas; así como también a la corredora de bolsa Larraín Vial S.A. y a ejecutivos vinculados con esta intermediaria.

Entre los años 2008 a 2011, las Sociedades Cascadas realizaron una serie de operaciones, tanto de inversión como de financiación, que tuvieron por objetivo dejar disponibles importantes paquetes de acciones para su remate en el mercado, para luego, recomprar esos títulos a precios mayores a los de su venta inicial.

Las transacciones reportaron a todos los involucrados elevadas ganancias, en desmedro de los costos que debieron asumir las sociedades Cascadas.

La corredora LarrainVial aseguró esta jornada que su actuar fue siempre como intermediario de valores, de acuerdo a las instrucciones expresas de sus clientes, a precios de mercado y usando mecanismos legales que permitieron la participación de todos los inversionistas institucionales y las principales corredoras de bolsa de este país.

"Nunca supimos ni fuimos parte de ningún supuesto esquema destinado a beneficiar a algún inversionista por sobre otro, ni menos a partir de transacciones aisladas pudimos prever su existencia", agregó.