Londres. La correduría británica ICAP Plc despidió a unos 50 empleados de su unidad brasileña tras las sostenidas pérdidas de su negocio en América Latina, dijeron el viernes dos fuentes con conocimiento del asunto.

Los despidos, cerca de un quinto de la nómina en Brasil de ICAP, se realizaron en las oficinas de la correduría en Sao Paulo y Rio de Janeiro la tarde el jueves, en lo que es el primer movimiento de Icap para reestructurar su deficitaria operación brasileña.

"(La operación brasileña) ha sido frustrante, por ponerlo suavemente", dijo la semana pasada Michael Spencer, presidente ejecutivo del ICAP Group.

"No nos ha decepcionado la expansión de participación de mercado o el aumento de los ingresos, me temo que hemos sido menos efectivos de lo que hubiéramos querido en el lado de los costos", agregó.

Spencer dijo que las pérdidas por el negocio brasileño estarían en línea con las del año pasado y que esperaba que el negocio se nivelara en el próximo año financiero.

Analistas dijeron que las pérdidas en Brasil de ICAP para este año financiero se acercarán a los 12 millones de libras (US$18,5 millones), cifra más alta que la previsión original de la firma de un déficit de entre 5 millones y 6 millones de libras.

ICAP y sus rivales BGC Partners y Tullett Prebon quieren impulsar sus ingresos en mercados emergentes capitalizando la demanda de las economías de crecimiento más acelerado del mundo en América Latina y Asia.

Las firmas, conocidas como corredurías para corredores, conectan a compradores y vendedores en los vastos mercados extrabursátiles, abarcando productos financieros y derivados sobre materias primas como metales y energía.

Una portavoz de ICAP no quiso hablar sobre la situación en Brasil.