Santiago. Una corte chilena rechazó este jueves recursos que buscaban declarar ilegal el proceso en el que se otorgó la aprobación ambiental para la construcción del polémico complejo hidroeléctrico HidroAysén.

El proyecto, que recibió su visto bueno en mayo en medio de protestas de ambientalistas, es impulsado por las generadoras Endesa Chile y Colbún, que planean el desarrollo de cinco centrales en la lluviosa Patagonia chilena.

"No existiendo ilegalidad ni arbitrariedad alguna de parte de la Comisión Evaluadora (...), que calificó favorablemente el Proyecto Hidroaysén, todos los recursos de protección interpuestos serán desestimados", explicó la corte en su fallo.

Al acoger los recursos de apelación, el tribunal había ordenado paralizar el proceso de construcción, pero la empresa dijo que la medida no afectaba en nada sus planes.

El proyecto, que estará ubicado en la sureña región de Aysén, se ha estimado que requerirá una inversión de US$3.500 millones y producirá 2.750 megavatios.

La aprobación del controversial proyecto, que ambientalistas dicen depredaría el ecosistema y afectaría su potencial turístico, derivó en un debilitamiento del respaldo a la gestión del gobierno del presidente Sebastián Piñera

Según el cronograma actual, la compañía evaluará en el 2014 si el proyecto tiene viabilidad económica y si incluye nuevos socios. De mantenerse el cronograma, la primera de las centrales entraría en operación en 2019 y para el 2025 ya estaría funcionando todo el complejo.