Sao Paulo. Un tribunal federal en Sao Paulo dictaminó en favor de un pedido del banco de desarrollo brasileño BNDES y bloqueó el voto de la familia Batista en una clave asamblea de accionistas de JBS que se celebrará este viernes, según documentos de la corte vistos por Reuters.

La asamblea podría decidir si el presidente ejecutivo de JBS, Wesley Batista, deberá dejar su cargo, como lo quiere BNDES Participações SA, el brazo de inversiones de BNDES.

“Es evidente (...) que se ha caracterizado una situación de conflicto de intereses”, escribió en su decisión el juez Hong Kou Hen, al justificar que la familia Batista, que posee un 41 por ciento de participación en JBS, no pueda votar en la reunión.

BNDES cuenta con un 21 por ciento de participación accionaria en la firma. Desde un acuerdo de delación compensada de mayo que expuso la tendencia de la familia Batista de sobornar a políticos, el banco busca remover al actual presidente ejecutivo de JBS.